ES
curcuma
Beneficios de la Cúrcuma
junio 29, 2018
Bienestar para tus articulaciones
julio 13, 2018

5 desayunos refrescantes, energéticos y saludables

En vacaciones tenemos algo más de tiempo para cuidarnos y mimarnos con pequeños caprichos que, habitualmente, no podemos darnos. El desayuno no debería de ser un capricho, sino una comida que hay que cuidar para que sea equilibrada y nos mantenga con energía hasta el mediodía, pero por desgracia, las prisas hacen que acabemos desayunando rápido y mal o no haciéndolo en absoluto.

Estos cinco desayunos están especialmente pensados para cuando hay tiempo para disfrutar de la primera comida del día y darse un capricho muy especial. Son copiosos y te darán fuerza para disfrutar de la mañana, por muchos que sean tus planes para las vacaciones.

Un desayuno mediterráneo y muy sabroso

Este desayuno es un clásico, pero le hemos introducido algunos cambios para que sea más fresco y todavía más saludable. Las típicas tostadas con aceite y jamón acompañadas con café y con zumo se convierten en algo más gracias a pequeñas variaciones muy sabrosas.

Pon sobre tus tostadas aguacate triturado, un poco de tomate natural y jamón. Además de estar deliciosas, les estarás añadiendo las grasas beneficiosas del aguacate y su estupendo sabor. Tu zumo natural puedes hacerlo con frutas de temporada, así descansas del típico zumo de naranja y puedes probar diferentes combinaciones. Por último, tu café puede ser con hielo para que resulte todavía más refrescante y adecuado a la estación.

Un desayuno para llevar

Si quieres desayunar bien, pero quieres comenzar tu día lo antes posible, ¿por qué no un desayuno fácil de llevar contigo a cualquier sitio? Te proponemos una opción muy energética y fresca que te ayudará a que la energía no te falte en toda la mañana.

En la batidora de vaso pon avena soluble, yogur natural y plátano. Con esto estarás haciendo un batido que tiene todas las claves para empezar bien el día. Los hidratos de la avena, las proteínas del yogur y la energía extra del plátano. Si eres de los que no pueden vivir sin café puedes hacer el mismo batido, pero sustituyendo el yogur por café con leche. La diferencia será que estará más líquido, pero te aportará la cafeína que necesitas para despertar por la mañana.

Tortitas saludables

Las tortitas nos parecen típicas de los desayunos de Estados Unidos porque estamos acostumbradas a verlas en sus películas. Pero hay muchas formas de hacerlas. Te proponemos que hagas la masa casera, no te costará nada y no tendrá grasas saturadas ni azúcares añadidos. Una receta muy sencilla es 1 plátano, 1 huevo, 1 clara de huevo, 3 cucharadas de avena y ralladura de limón a gusto. Se bate todo en la batidora y se hacen las tortitas en una sartén antiadherente.

Se pueden tomar acompañadas de un té helado y de un poco de fruta fresca troceada para poner por encima. Estas tortitas son también perfectas para tomar a la hora de la merienda y se pueden comer recién hechas o dejarlas de un día para otro y así no tener que cocinar por la mañana.

Un clásico, el porridge de avena

El porridge de avena es todo un clásico de los desayunos. Recomendamos hacerlo con bebida vegetal de avena que intensificará el sabor. Es ideal para los más golosos, ya que puede hacerse para que tenga una consistencia similar a un pudin y se puede dejar en la nevera de un día para otro para tomarlo fresco. Se recomienda añadir fruta fresca y algunos frutos secos para completarlo. Se puede acompañar con café helado.

La avena es uno de los mejores desayunos porque da mucha energía, es baja en gluten y permite mantener estables los niveles de azúcar en sangre, es decir, ni eleva los picos glucémicos ni causa bajones. Se recomienda no añadirle azúcar, sino estevia o un poco de miel para que sea todavía más sana y se puede usar avena integral para conseguir mejores efectos en el intestino.

Los huevos, un alimento perfecto para empezar el día

En España acostumbramos a tomar muchos huevos en las comidas principales del día. Los utilizamos para hacer tortillas, revueltos o rebozados. Pero en otros países, lo habitual es tomarlos en el desayuno, porque aportan grasas beneficiosas para el organismo y mucha energía.

Una de las mejores maneras de tomar los huevos por la mañana es en tortilla o revueltos. Se pueden acompañar por prácticamente cualquier cosa. Una tortilla salada clásica es la que se puede hacer con jamón serrano y que se puede acompañar con tomate natural y pan tostado.

Si eres de los que prefieren los desayunos dulces, puedes añadirle a la tortilla un poco de sirope de coco y hacerla con plátano, dátiles o jamón dulce. Acompáñala con un par de tostadas, un zumo natural y un café con leche para tener energía durante toda la mañana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.