ES
trucos-empezar-correr
Trucos para empezar a correr y cumplir con tu propósito de año nuevo
febrero 15, 2018
probioticos
Tipos de afecciones de la piel
marzo 1, 2018

5 desayunos saludables para empezar con la operación bikini

¿Has empezado ya con la operación bikini? Cuanto antes comiences más fácil te será conseguir bajar de peso sin tener que hacer dietas estrictas, sino tan solo llevando a cabo una dieta equilibrada.

El desayuno es la comida más importante del día ya que cuando la tomamos llevamos entre ocho y diez horas sin tomar alimentos. Por eso debemos de cuidarlo especialmente para que además, aguante hasta la hora de la comida consumiendo tan solo una fruta o un yogur desnatado entre horas.

 

El desayuno mediterráneo

Estamos hablando de un desayuno a base de dos tostadas de pan, a ser posible de pan de verdad, elaborado con harinas integrales, por ejemplo, de centeno o espelta, y con masa madre. A las tostadas puedes añadirles tomate natural y jamón serrano y regarlo con una cucharadita de postre de aceite de oliva a repartir entre ambas tostadas.

Acompaña este desayuno con un café o una infusión y con una pieza de fruta y tendrás todo un desayuno de campeones. Si te cansa tomar siempre tomate y jamón serrano puedes realizar cambios: tomate con albahaca, jamón dulce, jamón de pavo, queso fresco descremado…

Es uno de los mejores desayunos que existen y también de los más equilibrados. Mucha gente lo evita porque piensa que los ingredientes son altamente calóricos, sin embargo, tomados en su cantidad justa y a la hora del desayuno, son muy apropiados para perder peso porque dan energía y evitan que se tenga hambre a media mañana.

El hambre a media mañana es la culpable de que muchas personas se salten la dieta y acaben comiendo cualquier alimento procesado o bollería industrial de máquina porque sienten las punzadas del hambre, ansiedad por la comida o mucha debilidad.

 

 

 

El desayuno americano light

Si has visto películas americanas verás que los huevos revueltos y el beicon son los protagonistas de la primera comida del día. Los huevos son una excelente opción para comenzar el día con un desayuno saludable, puedes hacerlos revueltos o en tortilla francesa y añadir atún o, si prefieres algo más cercano al desayuno tradicional americano, jamón serrano.

Puedes variar y realizar diferentes tortillas cada día. Acompaña tu plato con una pieza de fruta fresca y, si te apetece, con un café o infusión. Tendrás un desayuno equilibrado y que te dará mucha energía.

 

 

 

La avena, protagonista de tu desayuno

La avena es un cereal con grandes propiedades. Para empezar es muy bajo en gluten, por lo que incluso lo pueden consumir personas con sensibilidad, no celíacos. Tradicionalmente, se usan los copos de avena para el desayuno, pero se pueden cambiar por el salvado de avena, usar copos integrales o mezclar los copos y el salvado para conseguir aumentar la cantidad de fibra diaria.

Se pone a calentar leche al fuego y se añade la avena, dejando que cueza para dar lugar a unas deliciosas gachas. Se puede añadir café o incluso cacao desgrasado y edulcorante para mejorar su sabor. También se pueden usar aromas como la vainilla o el caramelo para darle un gusto diferente a las gachas.

Se debe de acompañar con frutos rojos, que son antioxidantes y perfectos para comenzar la mañana.

 

 

 

Batidos, el desayuno de los que tienen prisa

Los batidos a base de frutas y verduras están muy de moda y son perfectos para quienes tienen prisa por las mañanas y no quieren cocinar demasiado. Solo se necesita una batidora americana en la que echar las frutas y verduras seleccionadas, pueden ser prácticamente todas las que puedas encontrar en tu nevera, y en un par de minutos tendrán su batido hecho ya sea para tomar al momento, ya sea para llevarlo consumirlo más tarde.

Es cierto que la fruta y la verdura pueden no tener mucha consistencia y quizás no sacien lo suficiente, por lo que se puede añadir yogur o un poco de avena para que ayude a aguantar toda la mañana.

 

 

 

Tortitas que te enamorarán

Si te gustan los desayunos con tortitas estás de enhorabuena, ya que se trata de una receta sencillísima en la que únicamente necesitarás mezclar huevo, harina de avena, leche, y unas gotas de esencia de vainilla.

También se puede utilizar harina de konjac, una opción más ligera y baja en calorías, con la que conseguirás unas tortitas igualmente deliciosas, pero que serán perfectamente compatibles con una dieta de reducción de peso.

Estas deliciosas tortitas se preparan muy fácil, solo hay que preparar la mezcla, integrar todos los ingredientes y echar a la sartén. Cuando están listas por un lado se les da la vuelta con la ayuda de una espátula y se cocina por el otro.

Para completar estas tortitas se pueden acompañar de siropes sin calorías que también se encuentran en las tiendas de alimentación para deportistas y con algo de fruta, especialmente con plátano, que dará las vitaminas y la energía necesarias para afrontar toda la mañana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.