ES
alimentos-otono
5 alimentos de otoño que debes incorporar a tu dieta
noviembre 27, 2018
consejos-invierno-salud
4 consejos para dar la bienvenida al invierno con salud
diciembre 11, 2018

6 consejos para cuidar nuestra piel durante el invierno

Cuidar la piel en invierno

¿Sabías que, para lucir una piel radiante en verano, tenemos que doblar nuestros cuidados en invierno? Así es, y es que en invierno descuidamos más la piel, ya que por el frío nos tapamos más y enseñamos menos 😊. En este post te contamos 6 consejos para cuidar nuestra piel durante el invierno y lucirla todo el año.

 

Piel sana en invierno❄. Piel radiante en verano 🌞

En invierno nos olvidamos de los cuidados que le damos a la piel durante los meses más calurosos y esto hace que las bajas temperaturas de los meses más fríos del año nos pasen factura, tanto durante esos meses como los siguientes.

 

El frío y los cambios de temperatura, y más cuándo son extremos, hacen que la dermis se deshidrate, aumentando los problemas y el envejecimiento de la piel, especialmente en las que son sensibles o tienen enfermedades cutáneas, tales como rosácea, dermatitis atópica o psoriasis, que empeoran en invierno, no sólo por el frío en sí, sino porque en esta época abusamos de la calefacción, que reseca el ambiente y, con él, nuestra piel.

Protege tu piel en invierno

Protege tu piel en invierno para lucirla radiante todo el año

6 consejos para cuidar nuestra piel durante el invierno:

    1. Bebe mucha agua, aunque no te apetezca.

      El mínimo ideal sería, un litro y medio. Además, habría que seguir una dieta variada, rica tanto en frutas, verduras, como legumbres, cereales y hortalizas. La mayoría de estos alimentos nos hidratarán y aportarán vitaminas y antioxidantes a los mecanismos de defensa de nuestra piel.

    2. Intenta no abusar de la calefacción en espacios cerrados, como en el hogar o el trabajo.

      Y es que la calefacción reseca bastante el ambiente y con ello también lo hace nuestra piel. Ésta se vuelve más sensible para protegernos adecuadamente de los factores externos, como la lluvia, el frío, el sol o la contaminación. Seguramente, en tu trabajo no puedas evitar la calefacción, por lo que te aconsejamos que pongas cerca de ti un humidificador. Éste hará el ambiente de la estancia más húmedo (de ahí su nombre), favoreciendo a que el aire que respires sea menos agresivo tanto para las vías respiratorias, como para tu piel.

    3. Aplícate protección extra en las zonas expuestas al frío, tales como la cara, cuello, escote o las manos.

      Hidrátate a diario con cremas que, además, tengan filtros solares, aporten nutrición a tu piel y que cuenten con una protección extra para las bajas temperaturas, y es que si además del frío, se suma que vivimos en zonas donde nieva, es cuando más necesitaremos cremas fotoprotectoras, porque la nieve refleja el sol en nuestra piel de una manera peligrosa, sino llevamos cuidado, provocando, muchas veces, quemaduras.

    4. Nutre tu dermis desde el interior.

      Y es que, si tu piel es más sensible que la de otras personas, y tienes algún problema crónico, como dermatitis atópica, acné o rosácea, te aconsejamos que nutras tu piel desde el interior con complementos alimenticios con probióticos y vitaminas, como FLORA PIEL. Los probióticos de este complemento han sido seleccionados en base a resultados obtenidos tanto en estudios preclínicos como clínicos. Han demostrado ser capaces de reducir los síntomas de diversas afecciones dérmicas y han potenciado los efectos de distintos tratamientos empleados para combatir estas afecciones.

      Nutre tu piel desde el interior

      Nutre tu piel desde el interior con complementos alimenticios con probióticos y vitaminas.

    5. Sí, hace frío, y mucho, pero no abuses del agua caliente🌡.

      Lo ideal es el agua templada, junto al uso de jabones suaves y con un pH neutro o ligeramente ácido. Este consejo no sólo lo apliques en invierno, sino durante todo el año. Tu piel te lo agradecerá 😉.

    6. Y hay que tener especial cuidado con personas con la piel más sensible.

      Tal como niños, ancianos, embarazadas o personas que requieran de cuidados especiales, por tener una piel mucho más vulnerable que el resto de las personas, estos meses, hay que doblar el cuidado y la vigilancia de su piel, para que cuando llegue el buen tiempo, puedan lucirla sin que se noten las consecuencias el invierno.

Protege la piel de los más pequeños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *