ES
Control de la presión
Hipertensión arterial
mayo 24, 2016
Probióticos para infecciones vaginales
Probióticos para tratar infecciones vaginales
mayo 31, 2016

La angina de pecho es una dolencia del corazón producida por una falta de riego sanguíneo al músculo cardiaco y que se presenta como dolor en el pecho. Puede parecerse a una indigestión, también puede surgir dolor en los hombros, los brazos, el cuello, la mandíbula o la espalda.

La angina es un síntoma de la enfermedad de las arterias coronarias, la enfermedad cardiaca más común. Esta ocurre cuando una sustancia llamada placa se acumula en las arterias que llevan la sangre al corazón, reduciendo el flujo sanguíneo.

En los hombres se da generalmente después de los 30 años de edad, y en las mujeres más tarde.
La causa más frecuente de la angina es la aterosclerosis coronaria. Se trata de una enfermedad de lenta evolución en la que se origina un estrechamiento gradual de las paredes de las arterias generado por una acumulación de grasas y células inflamatorias formando unas placas. Tal y como comentábamos anteriormente la angina habitualmente se produce cuando el corazón posee una mayor necesidad de sangre rica en oxígeno y debido al estrechamiento de las arterias no puede obtener más flujo sanguíneo.

Para prevenir la aparición de la angina de pecho es importante que vigilemos nuestra dieta y que evitemos la obesidad así como los alimentos demasiado grasos que puedan aumentar el colesterol LDL

Para prevenir la aparición de la angina de pecho es importante que vigilemos nuestra dieta y que evitemos la obesidad así como los alimentos demasiado grasos que puedan aumentar el colesterol LDL

Otras causas incluyen: traumatismos o inflamación de las arterias, lesiones, infecciones, consumo de drogas y fármacos.

Según la Sociedad Española de Cardiología se distinguen tres tipos de angina, entre ellos:

Angina de esfuerzo

Causada por la actividad física o por condiciones que incluyen un incremento de la necesidad de oxígeno en el corazón. Suele ser breve y desaparece al interrumpir el ejercicio o con la administración de nitroglicerina. A su vez, se cataloga en: inicial, si su antigüedad se encuentra por debajo de un mes; progresiva, si se ha agravado durante el último mes en cuanto a asiduidad, magnitud, duración o nivel de esfuerzo en el que se presenta; estable, si sus características y la capacidad funcional del paciente no han cambiado en el último mes.

Angina de reposo

Se origina de un modo espontáneo, sin vinculación visible con los cambios en el consumo de oxígeno en el corazón. Su durabilidad es variable y en alguna ocasión los episodios son más largos y parecen un infarto.

Angina mixta o inestable

Aquélla en la que coexisten la angina de esfuerzo y la de reposo, sin que aparezca una clara influencia de una u otra. La angina inicial, la de esfuerzo progresivo y la de reposo mantienen modos de evolución imprevisibles y su pronóstico es inestable, por lo que también se asocian bajo la designación de angina inestable. Su tratamiento se distingue notablemente del de la angina estable. Ésta se da siempre al desarrollar el mismo nivel de ejercicio y la duración de las crisis es similar. Es importante destacar que la angina inestable puede ser la señal de alarma de un infarto inminente y necesita tratamiento especial.

De interés: aunque existe un importante aporte de la carga genética para padecer esta condición, en general, este padecimiento se puede prevenir siguiendo algunas recomendaciones:

  • Seguir una dieta equilibrada y saludable
  • Mantener un control adecuado del peso corporal.
  • Minimizar el estrés emocional en el día a día.
  • Realizar actividad física de modo regular
  • Evitar el consumo de drogas.
  • Evitar fumar.
  • Control de los niveles de colesterol
  • Control de la presión arterial
  • Control de los niveles de azúcar en sangre

Es importante conocer el estado de salud de nuestro corazón, aprender a cuidarlo y mantenerlo sano. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 17 millones de personas mueren cada año a causa de enfermedades cardiovasculares, siendo el 80 por ciento de los casos de muertes por infartos prevenibles.

Con FLORA CARDIO podrás cuidar de tu corazón todavía más. FLORA CARDIO es un complemento alimenticio diseñado para mantener la salud del sistema cardiovascular. Está especialmente indicado en personas con problemas de sobrepeso y otras alteraciones metabólicas asociadas como: hipertensión leve, colesteroltriglicéridos y glucosa ligeramente elevados, etc. Además, contribuye al funcionamiento normal del corazón por su contenido en Vitamina B1. Actúa de forma eficaz sobre los niveles de glucosa en sangre debido a su contenido en Cromo y contribuye al metabolismo normal de los hidratos de carbono, macronutrientes y ácidos grasos gracias a su contenido en Zinc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.