ES

Los arándanos son unas bayas que forman parte del grupo conocido como frutos del bosque o berries. Destacan entre los frutos del bosque por sus propiedades desinflamatorias, antioxidantes y antibióticas. Además, no contienen gluten, por lo que se convierten en una fruta excelente para personas celíacas, con intolerancia al gluten, o personas que hayan decidido excluir el gluten de su dieta.

Los arándanos son alimentos hipocalóricos (o calóricos negativos), lo que significa que consumimos más energía en comerlos que las que nos aporta la propia fruta, por esa razón, es de gran valor en las dietas de pérdida de peso.

Los arándanos destacan por sus propiedades desinflamatorias. Además. son excelentes para personas celíacas.

El pigmento que le confiere el color azul al fruto (la anthocianina), interviene en el metabolismo celular humano disminuyendo la acción de los radicales libres, asociados al envejecimiento, cáncer, enfermedades cardíacas y Alzheimer.

Los arándanos contienen ácido quínico, (sustancia que se elimina) que acidifica la orina, previniendo infecciones urinarias y evitando que se formen cálculos o litiasis renal de fosfato cálcico, (pero no de otro tipo de cálculos).

Es una de las frutas con mayor contenido en antioxidantes, esta fruta protege a las células del cuerpo, aumentando los niveles de colesterol “bueno” de la sangre, mejora la circulación, reduce la inflamación cardiovascular y evita la obstrucción de las arterias.

Cabe resaltar que el arándano contiene proantocianidinas, unas sustancias con una función antiadherente en el organismo, que hace que las bacterias dañinas para nuestro organismo como el Helicobacter pylori, entre otras, no se adhieran a las paredes del aparato gastrointestinal, evitando su proliferación y por lo tanto el daño a nuestro cuerpo.

Además:

  • Son muy ricos en vitamina C.
  • Son una buena fuente de fibra, potasio, hierro y calcio.
  • Son Desinfectantes.
  • Reducen el azúcar en la sangre.
  • Mejoran la visión.
  • Reducen la replicación del virus.
  • Funcionan para el tratamiento de ciertas úlceras estomacales.
  • Reducen el riesgo de sufrir enfermedades cardiacas.
  • Retrasan el envejecimiento
  • Ayudan a controlar el estreñimiento.
  • Pueden disminuir el riesgo de enfermedades en las encías y estomacales.
  • Previenen infecciones de vejiga, ya que evitan la acumulación de ciertas bacterias relacionadas con infecciones en el tracto urinario
  • Protegen los dientes de cualquier adherencia bacterial en un 58% evitando el desarrollo de caries y ayuda a fortalecer el colágeno (parte importante de los ligamentos, tendones y cartílagos).
  • Mejoran la memoria y la función de aprendizaje en los adultos mayores, además ayuda a disminuir los síntomas de la depresión.

Consejo: escoge arándanos más gruesos y con la piel tensa, ya que si la encuentras más arrugada es sinónimo de mucha edad. También debes saber que beber tres vasos de jugo de arándanos al día reduce en un 40% las posibilidades de sufrir enfermedades cardiacas.

¿Sueles incluir en tu dieta arándanos? Escríbenos y cuéntanos con qué alimentos los combinas, nuestros lectores y nosotros estaremos encantados de leerte. Y recuerda, no olvides que FLORA DIEZ actúa beneficiosamente mejorando el equilibrio intestinal, convirtiéndose en un producto para el “confort digestivo” y siendo altamente efectivo en casos de inflamación intestinal. Es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.