ES
Probióticos para infecciones vaginales
Probióticos para tratar infecciones vaginales
mayo 31, 2016
¿Qué es la hipotensión?
junio 9, 2016

Se conoce como arritmia cardiaca a cualquier alteración del ritmo cardíaco que afecta a la frecuencia, intensidad y regularidad de las contracciones del corazón.

Una frecuencia cardiaca normal es de 60-100 latidos por minuto. Las arritmias alteran el ritmo y la frecuencia cardiaca. El incremento de la frecuencia cardiaca por encima de 100 latidos por minuto se denomina taquicardia y la reducción de la frecuencia cardiaca por debajo de 60 latidos por minuto se denomina bradicardia.

La arritmia se divide en dos categorías: ventriculares y supraventriculares. Las arritmias ventriculares se producen en las dos cavidades inferiores del corazón, denominadas ventrículos. Las arritmias supraventriculares se originan en las estructuras que se encuentran encima de los ventrículos, principalmente las aurículas, que son las dos cavidades superiores del corazón.

practicar ejercicio de forma continua y moderada es uno de los hábitos saludables claves para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Practicar ejercicio de forma continua y moderada es uno de los hábitos saludables claves para prevenir las enfermedades cardiovasculares

Las arritmias también pueden ser fisiológicas, es decir, variaciones en el ritmo que obedecen a una respuesta normal del organismo frente a determinados estímulos, como por ejemplo con el ejercicio físico.

Una arritmia puede aparecer si los impulsos eléctricos que controlan los latidos del corazón se retardan o bloquean. Esto puede ocurrir si las células nerviosas específicas que los provocan no trabajan debidamente o si los impulsos eléctricos no se transportan regularmente por el corazón.

Igualmente, una arritmia puede presentarse, si otra parte del corazón empieza a generar impulsos eléctricos. Esos impulsos, unidos a los impulsos creados por las células nerviosas especiales, generan una alteración en los latidos normales.

Llevar una dieta desequilibrada, exceso de grasas y azúcares, la falta de ejercicio, el consumo excesivo de alcohol, fumar, el uso de algunas drogas como la cocaína, determinadas medicinas recetadas o de venta libre, o demasiada cafeína pueden causar arritmias en algunas personas.

Reacciones como el estrés emocional agudo o la ira pueden influir en que el corazón trabaje muchísimo más, elevar la presión arterial y liberar hormonas del estrés, por lo que en algunos casos pueden causar arritmias.

Cabe destacar que los ataques cardíacos o las enfermedades que causan daños en el sistema eléctrico del corazón también pueden causar arritmias. Entre estas enfermedades podemos encontrar la enfermedad coronaria, la insuficiencia cardíaca, presión arterial alta, el hipotiroidismo o el hipertiroidismo y la cardiopatía reumática.

Los síntomas más comunes, que pueden ocurrir cuando aparece la arritmia, pueden abarcar:

  • Vértigo
  • Palidez
  • Sudoración
  • Dolor torácico
  • Cansancio
  • Desmayos
  • Pulso demasiado lento o demasiado rápido.
  • Caída de la presión arterial.
  • Mareo y pérdida de conocimiento (síncope).
  • Sensación de falta de aire (disnea), dolor en el pecho.
  • Palpitaciones, el paciente “nota el latido cardiaco”. Hay que tener en cuenta que las palpitaciones también pueden aparecer como resultado de un estado de ansiedad y no tener ninguna relevancia.

De interés: las enfermedades cardiovasculares pueden manifestarse de muchas formas: presión arterial alta, enfermedad arterial coronaria, enfermedad valvular, accidente cerebrovascular y arritmias. Según la Organización Mundial de la Salud, las enfermedades cardiovasculares causan el fallecimiento de más de 17 millones de personas en el mundo cada año y es responsable de la mitad de las muertes que ocurren en los Estados Unidos. No olvides que mantener una vida sana, evitando el alcohol, tabaco, drogas, obesidad y estrés contribuye a prevenir las enfermedades del corazón.

Es importante conocer el estado de salud de nuestro corazón, aprender a cuidarlo y mantenerlo sano. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 17 millones de personas mueren cada año a causa de enfermedades cardiovasculares, siendo el 80 por ciento de los casos de muertes por infartos prevenibles.

Con FLORA CARDIO podrás cuidar de tu corazón todavía más. FLORA CARDIO es un complemento alimenticio diseñado para mantener la salud del sistema cardiovascular. Está especialmente indicado en personas con problemas de sobrepeso y otras alteraciones metabólicas asociadas como: hipertensión leve, colesterol, triglicéridos y glucosa ligeramente elevados, etc. Además, contribuye al funcionamiento normal del corazón por su contenido en Vitamina B1. Actúa de forma eficaz sobre los niveles de glucosa en sangre debido a su contenido en Cromo y contribuye al metabolismo normal de los hidratos de carbono, macronutrientes y ácidos grasos gracias a su contenido en Zinc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.