ES
molestias digestivas
Cuida tu salud intestinal estas navidades
diciembre 21, 2017
cuidado-excesos-navidenos
Cómo cuidar tu cuerpo tras los excesos navideños
enero 11, 2018

Beneficios de tomar probióticos

probioticos

Los probióticos parecen estar de moda. Se habla de ellos en todas partes y es habitual que en cualquier conversación en la que alguien se queje de problemas de estómago alguien le recomiende tomarlos.

Pero, ¿estamos ante una moda más de las que habitualmente se propagan y que ofrecen propiedades casi mágicas a algún alimento o nutriente? Lo mejor es saber de qué se está hablando concretamente para poder tener una opinión fundada sobre los beneficios de tomar probióticos.

¿Qué son los probióticos?

Cuando escuchamos hablar de bacterias normalmente las asociamos a algo malo. Pensamos en que son microorganismos que transmiten enfermedades y que el organismo debe de combatir. Pero esto no es del todo cierto ya que ciertas bacterias no solo no causan mal al hombre, sino que le aportan muchos beneficios.

Uno de los ejemplos más claros lo tenemos en la flora intestinal. A estas alturas, todo el mundo sabe que la flora intestinal es muy importante para la salud. De hecho, no solo es imprescindible para poder aprovechar todos los nutrientes de los alimentos y realizar un buen proceso digestivo, también es imprescindible para la buena salud del sistema inmunológico.

Pues la flora intestinal está formada por toda una serie de bacterias beneficiosas para el organismo. Pero en algunos momentos, como por ejemplo cuando se sufre una diarrea, se han tomado antibióticos o se han tenido problemas intestinales, la flora puede resultar dañada. En estos casos, se recurre a los probióticos, que no son otra cosa que dosis de bacterias beneficiosas para el intestino, capaces de regenerar la flora intestinal.

¿En qué se diferencian de los prebióticos?

Mientras que los probióticos son bacterias vivas, los prebióticos son, por lo general, fibras que no se digieren pero que sirven de alimento para estas bacterias y que, por tanto, ayudan a fortalecerlas.

Los probióticos son esenciales para regenerar la flora intestinal y los prebióticos son una gran ayuda para que esta flora se mantenga sana y en buen estado.

¿Son todos los probióticos iguales?

No. En el intestino conviven más de cuatrocientos tipos diferentes de bacterias siendo las más comunes los Lactobacillus y Bifidobacterium. Cada marca comercial elabora sus propias mezclas de bacterias y elige la proporción en la que las incluye.

Por eso, hay productos que están orientados a tomarse solo de manera ocasional y otros que, por sus características, pueden consumirse de forma prolongada. Y por eso también, no todos los probióticos funcionan igual en todos los casos.

¿Cuándo es recomendable tomar probióticos?

Son muchas las circunstancias en las que puede ser recomendable tomar probióticos. Estas son algunas de las circunstancias más habituales:

  • Cuando se toman antibióticos u otros tratamientos prolongados que puedan afectar a la flora intestinal. La flora intestinal es muy delicada y se daña con facilidad al tomar ciertos medicamentos, por ello se recomienda un ciclo de tres semanas de probióticos al finalizar el tratamiento.
  • Si se han sufrido diarreas. Tras un problema que lleve consigo diarreas la flora intestinal acaba dañada ya que es arrastrada durante el proceso. Tomar probióticos tras un episodio de diarrea ayudará a recomponer la flora intestinal.
  • Cuando se viaja. Muchas personas sufren trastornos en las digestiones cuando van de viaje debido a los cambios de hábitos y también a que se come de una manera muy diferente. Para prevenir problemas estomacales o diarreas se aconseja el consumo de probióticos desde un par de semanas antes del viaje y mientras dure el mismo.
  • Cuando se sufren intolerancias o de colon irritable. Si se padecen intolerancias alimentarias o el síndrome del intestino irritable es frecuente que la flora intestinal se resienta. El consumo continuado de probióticos ayuda a evitarlo y contribuye a que los brotes sean más suaves.
  • Personas con celiaquía. Los celíacos tienen especialmente vulnerable el intestino, que se vuelve demasiado permeable cuando toman gluten. Una flora intestinal fuerte les ayudará a combatir mejor todos los síntomas de su enfermedad y a que si debido a un error consumieran algo con gluten, las consecuencias no fueran excesivamente desastrosas. Esto no quiere decir que los probióticos ayuden a tolerar el gluten, pero una flora intestinal fuerte podrá soportar mejor una agresión que una flora intestinal excesivamente debilitada.

¿Pueden tomarse siempre?

Los complementos alimenticios están recomendados de manera continuada para personas que padezcan síndrome de colon irritable y/o intolerancias alimenticias así como para celíacos. Estas personas están en riesgo constante de daños en su flora intestinal y consumir estas bacterias beneficiosas de manera prolongada les ayuda.

Nunca se va a tener una sobredosis de probióticos en el cuerpo, ya que lo que sobra se elimina de manera natural y sin problemas. Es muy fácil saber si los probióticos están haciendo bien en el organismo, solo hay que probar a dejarlos y ver si los síntomas se agravan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.