ES
intolerancia al gluten
Intolerancia al gluten y estreñimiento
noviembre 29, 2017
molestias digestivas
Cuida tu salud intestinal estas navidades
diciembre 21, 2017

Buenos hábitos de salud si sufres de intolerancias

habitos-intolerantes

Las intolerancias pueden no ser un problema grave a nivel de salud, al menos generalmente, pero para quién las sufren sí pueden ser una molestia seria y un inconveniente para hacer una vida normal. El malestar asociado a las intolerancias puede hacer que la persona tenga bastantes dolores y que incluso no pueda desarrollar sus actividades normales.

Esto ocurre con más frecuencia antes de conocer que se sufre la intolerancia, pero también durante todo el periodo de adaptación cuando se tienen que desarrollar nuevos hábitos de salud encaminados a eliminar de la dieta todos los alimentos que causan problemas.

Además de eliminar los alimentos que causan intolerancias, las personas que descubren que tienen estos problemas deben de evitar todo aquello que puede resultar agresivo para el sistema digestivo, al menos hasta que se recupere de todo y comience a funcionar con normalidad.

Por eso, deberán de evitar picantes, comida basura, condimentos fuertes, excesivas grasas o bebidas con gas. De esta manera, el sistema digestivo se recuperará mucho antes y se podrán notar los efectos de una buena dieta y de un tratamiento con probióticos, las dos claves para poder llevar una vida normal sufriendo intolerancia a ciertos alimentos.

Actualmente, están reconocidas por la comunidad médica la intolerancia a la lactosa y la intolerancia al gluten, pero ya son muchos los doctores que hablan de la intolerancia a la fructosa. No obstante, muchos pacientes indican que tienen otros tipos de intolerancias.

La dieta, clave para no tener problemas

Sin duda, una de las claves para no tener problemas a causa de las intolerancias es disponer de una dieta. Al principio es cierto que todo puede resultar muy complicado porque hay que leer todas y cada una de las etiquetas de los alimentos que se compran para asegurarse de que no se lleva a casa nada que pueda hacer daño.

Poco a poco,  todo resulta más sencillo porque ya se sabe qué marcas se pueden tomar y cuales hay que evitar. En cualquier caso, hay que tratar de reducir al mínimo la cantidad de alimentos procesados, ya que siempre existe el riesgo de tomar algo que no se debe camuflado en forma de algún E.

Crear buenos hábitos de salud, como en la alimentación, es clave si sufres alguna intolerancia.

Hoy, todos los alimentos que producen alergias así como la lactosa, deben de aparecer específicamente en la lista de ingredientes resaltados en letras negritas. Pero muchas personas tienen sensibilidad o intolerancia a alimentos que, al menos de momento, no están incluidos en estas listas.

Durante las primeras etapas de la intolerancia es bueno anotar todo lo que se come para poder identificar más fácilmente qué alimentos pueden ser los que causen malestar. Poco a poco, ya será mucho más sencillo hacer la compra porque se tendrá claro qué se puede comer y qué no.

Comer fuera de casa, un problema que hay que saber enfocar

Para muchas personas con intolerancia el problema viene sobre todo a la hora de comer fuera de casa. Incluso muchos evitan hacerlo porque saben que en determinados lugares pueden estar muy limitados.

Las personas con intolerancia a la lactosa tienen las cosas un poco más fáciles gracias a las pastillas de lactasa. Tomando la dosis correcta pueden consumir alimentos que lleven lactosa sin miedo a sufrir las molestias, salvo casos de intolerancia muy grave en los que incluso con estas pastillas tendrían problemas.

habitos-intolerantes

Si la intolerancia es al gluten lo mejor es llamar previamente al local y preguntar por un menú para celíacos. Es cierto que no es lo mismo ser alérgico que intolerante, pero en el restaurante es más probable que estén acostumbrados al término celíaco que al de intolerante al gluten y muchos restaurantes ya disponen de menús específicos.

En cualquier caso, siempre es preferible hablar antes con el local para que preparen un plato adecuado, pero si no es posible porque se trata de una comida improvisada, hay que hablar con el camarero o con el cocinero para asegurarse de que el plato que van a cocinar no contendrá nada que pueda causar la intolerancia.

Por suerte, cada vez hay una mayor responsabilidad respecto a este tipo de cosas y los locales ofrecen mayor información sobre los platos que preparan. El cualquier caso, normalmente es fácil pedir que preparen algo sin aquellos elementos que causan intolerancia.

El cuidado de la flora intestinal es básico

Las intolerancias suelen causar trastornos a nivel intestinal. Es frecuente que aparezcan diarreas, sobre todo cuando todavía no se ha determinado qué es lo que causa la intolerancia o cuando se come por error algo que puede causar daño. Todo esto puede hacer que la flora intestinal se resienta y por eso es bueno mimarla y cuidarla.

Los complementos alimenticios con probióticos son los más adecuados para cuidar el intestino y reforzar el sistema inmunitario. Por eso se aconsejan a todas las personas con intolerancia. Un intestino en buen estado de salud podrá reaccionar mejor si se toma algo que no se debe por error y recuperarse mucho antes. Además, se evita que se desarrollen sensibilidades a otros alimentos debidas a una mala salud del intestino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.