ES
https://www.drku.es/blog/como-diagnosticar-y-tratar-la-sensibilidad-al-gluten/
¿Cómo sé si soy celíaco?
enero 27, 2015
¿Qué productos sin gluten puedo tomar?
enero 29, 2015

¿Alguna vez te has preguntado cómo diagnosticar la sensibilidad al gluten? La evaluación es la clave a la hora de poder tratar a los pacientes con sensibilidad al gluten, ya que limitándose únicamente a los síntomas es muy complejo de distinguir la enfermedad celíaca de la alergia al gluten a pesar de que hay una mayor cantidad de manifestaciones que no son digestivas.

Cómo diagnosticar y tratar la sensibilidad al gluten

Una dieta libre de gluten es el tratamiento de cualquier persona intolerante o sensible a éste.


A continuación, te detallamos seis pruebas que son determinantes para el diagnostico de la sensibilidad al gluten:

  • Pruebas cutáneas: son necesarias para saber si presentarías una reacción alérgica. Se incluyen inhalantes y alimentos introduciendo harinas, gluten y gliadina. Se realizan en la piel del antebrazo, aplicando una gota de la variedad de alérgenos y efectuando una pequeña punción.
  • Estudio genético: a través de un análisis de sangre o muestra de saliva se puede averiguar si eres  portador de los genes que se asocian con la enfermedad celíaca o con la sensibilidad al gluten.
  • Estudio inmunológico: es una prueba esencial que sirve para saber si generamos anticuerpos que reaccionan contra el gluten y como resultado nos hacen enfermar. Esta analítica debe contener los marcadores serológicos propios de la enfermedad celíaca.
  • Endoscopia intestinal: se realiza para observar el intestino delgado superior (siempre bajo sedación). Es en esta zona donde se observa si hay daños o lesiones ocasionadas por el gluten.
  • Cápsula endoscópica: se utiliza para realizar un estudio completo del intestino delgado y conocer qué zona es la que está más afectada por la enfermedad.
  • Biopsia intestinal: ayuda a reconocer la atrofia vellositaria peculiar de la celiaquía tras adquirir una muestra de la mucosa del intestino delgado.

Pero, ¿cómo puede tratarse la celiaquía?

La celiaquía tiene un tratamiento completamente efectivo, y consiste en eliminar completamente el gluten de la dieta. Evitar de forma estricta el trigo, la avena, la cebada, el centeno, la espelta y todos sus derivados. De ese modo, el intestino delgado puede sanar y, aunque este proceso puede ralentizarse, en muchos casos, comenzarás a sentirte mejor a los pocos días después de iniciar la dieta sin gluten. Recuerda que si vuelves a consumir alimentos que contienen gluten los síntomas y trastornos regresarán debido a que los genes que causan la enfermedad permanecen en tu cuerpo.

No te pierdas este post sobre el gluten y como saber si eres celíaco.

Recuerda que FLORA DIEZ te ayudará a recuperar el equilibrio en tu flora intestinal.

¿Quieres contarnos tu experiencia? cuéntanos tus dudas, estaremos encantados de ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.