ES

¿Eres sensible a la cafeína o has decidido excluir el café de tu dieta habitual? Una buena opción es optar por los sustitutos del café, que se convierten en excelentes alternativas saludables, con aroma y sabor parecidos pero sin cafeína. Entre ellos podemos encontrar el café de achicoria. Se trata de una planta que proviene del norte de África, de Europa y Asia, aunque hoy en día se puede localizar por todo el mundo, sobre todo en tierras de clima suave.

El café de archicoria se convierte en una buena opción como sustituto del café. Muy saludable, con aroma y sin cafeína. Además, libre de gluten.

Fue en Francia, durante la época de Napoleón cuando se comenzó a utilizar como sustituto del café, expandiéndose su uso a regiones como Inglaterra y posteriormente a estados unidos.

De ella se emplean muchas partes, pero para elaborar el sucedáneo del café se utiliza la raíz. Una vez recolectada se deja secar, posteriormente se tuesta y se muele muy fina. La infusión de este polvo de raíz de achicoria es la bebida que se utiliza como sustituto del café.

Las ventajas de la achicoria frente al café son varias. Primordialmente, es que a diferencia del café, la achicoria no estimula el organismo a través de la cafeína, sino que lo realiza con los diferentes minerales y vitaminas, favoreciendo la actividad global del sistema pero sin afectar al sistema nervioso. Además, no contiene gluten por lo que es una bebida muy recomendable para este tipo de intolerancias. Esta bebida proporciona al organismo fuentes más naturales y saludables de energía.

 

¿Quieres saber cómo preparar un buen café de achicoria? Te contamos todo lo que necesitas:

Café de achicoria:

  • Ingredientes:
    • 100 g de raíces de achicoria secas.
    • 200 ml de agua.
  • Elaboración:
    • Precalienta el horno a 100º.
    • Limpia las raíces de achicoria y ponlas sobre una bandeja de horno.
    • Introdúcelas en el horno hasta que queden ligeramente tostadas.
    • Deja que enfríen.
    • Con la ayuda de un molinillo, muele las raíces hasta obtener un polvo fino.
    • Introduce 30 gramos del polvo obtenido en una taza.
    • En un cazo, introduce el agua y llévala a hervir.
    • Una vez lista, incorpora el agua a la taza (donde has reservado el polvo de raíz de achicoria).
    • Mezcla bien y deja reposar entre 5 a 10 minutos.
    • Pasado este tiempo, con la ayuda de un colador, cuela el líquido, y sirve en una nueva taza.

Como opción, una vez preparado, puedes endulzar al gusto añadiendo leche de soja o almendra, lo que se convertirá en un delicioso café de achicoria con leche.

Cabe resaltar que las hojas de la planta se pueden emplear en ensaladas o como cualquier otra verdura, es muy rica en agua principalmente, además contiene hidratos de carbono, vitamina A, grupo B y minerales. Muy indicada en dietas de adelgazamiento por su escaso aporte calórico y por su característica para favorecer la digestión. Asimismo, las raíces secas también se usan como producto medicinal, ya que son laxantes, antinflamatorias, diuréticas, digestivas y muy beneficiosas para el trabajo del hígado y la vesícula.

¿Has probado el café de achicoria? ¿conoces otros sustitutos del café? Escríbenos y cuéntanos que ingredientes sueles emplear para realizarlo, estaremos encantados de recibir tus sugerencias.

Y recuerda que FLORA DIEZ es el aliado perfecto para personas intolerantes al gluten y/o lactosa, en casos de inflamación intestinal o molestias intestinales, dificultad en las digestiones, gases, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.