ES
Consejos Cistitis
¿Qué es la cistitis?
junio 23, 2016
Semillas de uva para la cistitis
junio 30, 2016
Anticonceptivos orales

Tal y como comentábamos en nuestro anterior post, la cistitis es una infección urinaria causada por bacterias que se adhieren a las paredes de la parte inferior del tracto urinario. El diámetro de la uretra femenina es mucho menor que el de la masculina, lo que facilita el paso de los gérmenes al tracto urinario.

La higiene y limpieza adecuada del área genital es muy importante para ayudar a reducir las posibilidades de que algunas bacterias se introduzcan a través de la uretra.

Los anticonceptivos orales a base de hormonas provocan cambios en el ciclo menstrual y alteraciones de la mucosa vesical que pueden facilitar el desarrollo de infecciones.

Los anticonceptivos orales a base de hormonas provocan cambios en el ciclo menstrual y alteraciones de la mucosa vesical que pueden facilitar el desarrollo de infecciones.

 Hoy hablaremos sobre algunas recomendaciones para poder prevenir infecciones urinarias y evitar problemas graves de salud. Entre las medidas preventivas, podemos encontrar:

  • Higiene diaria
  • Usar jabones neutros
  • Beber al menos un litro y medio de agua al día
  • Evitar bebidas excitantes o carbonatadas
  • Escoger la ducha frente al bidé
  • Higiene diaria de la zona genital. Incluyendo las zonas colindantes a la vagina y al recto
  • Incluir en la dieta complementos alimenticios que incluyan arándano rojo americano
  • Evitar emplear en la zona genital productos desodorantes, perfumados y fuertes
  • Higiene íntima antes y después de mantener relaciones sexuales
  • Orinar después de mantener relaciones sexuales. La micción ayuda a eliminar los microorganismos que hayan podido quedar alojados en la uretra después de las relaciones
  • Después de orinar, secar bien la zona intima para mantener seca la ropa interior y evitar la humedad constante en la zona
  • No reprimir la necesidad de orinar. Se aconseja orinar a menudo e intentar vaciar la vejiga completamente en el momento de la micción
  • Después de la defecación, se debe limpiar la zona anal con movimientos de adelante hacia atrás, para evitar que los microorganismos de la zona anal lleguen a contaminar la uretra
  • Evitar, en la medida de lo posible, los lavabos públicos
  • Cambiar bañadores o bikinis para evitar la humedad constante en la zona
  • Utilizar ropa interior de algodón. Las prendas de tejidos naturales favorecen la transpiración y evitan la humedad, nido de cultivo de bacterias
  • Evitar el uso de prendas ajustadas y que estén confeccionadas con materiales que no dejen transpirar
  • No utilizar espermicidas y lubricantes espermicidas que pueden irritar la zona
  • Evitar el estreñimiento. Impide la expulsión de bacterias y gérmenes próximos a la vejiga, que pueden colonizar el tracto urinario y derivar en infección.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.