ES
Quinoa: un alimento mágico para los celíacos
mayo 6, 2015
Stevia: libre de gluten
mayo 8, 2015

Tradicionalmente, los granos de quinoa se tuestan y con ellos se elabora la harina. Además pueden ser cocidos, incorporados a sopas, utilizados como cereales o pastas, en ensalada, preparados en puré para bebés, etc. Cocida es la forma más sencilla por lo que os daremos unos consejos de cómo cocinar la quinoa y disfrutar de todas sus propiedades. Cabe resaltar que antes de ingerir este vegetal es importante realizar un lavado previo de las semillas, puedes hacer servir un colador y llevarlas bajo del agua.

 

Disfruta de todas las propiedades de la quinoa incorporándola a tus ensaladas, sopas o lo que más te guste. Las combinaciones son ilimitadas.

Con este proceso eliminarás la capa de saponinas -moléculas con semejanzas al jabón-, ya que de quedarse allí podrían aportar un sabor amargo. Al realizarlo, veréis que desprende una especie de espuma, justamente la saponina. No es necesario que las remojes mucho tiempo, solo unos segundos. Si os apetece aportar a vuestros platos un sabor especial algo tostado, podéis dorar los granos en la sartén con un poco de aceite (30 ml por cada 200 gr de quinoa) durante aproximadamente 5 minutos, mezclando siempre, hasta que se doren un poco.

¿Qué puedo usar para cocinarla? ¿agua o caldo? La quinoa se cocina con líquido, puedes utilizar únicamente agua salada, o elegir el caldo que más te guste. También puedes añadir hierbas aromáticas para aportar más sabor a los platos. Has de saber que por cada 200 gramos de quinoa necesitarás 400 mililitros de líquido.

¿Cómo realizar el proceso de hervido?

  • Introduce en un cazo la quinoa junto con el líquido deseado. Espera a que hiervan.
  • Baja el fuego y cubre la olla, cocina entre 15 y 18 minutos, apreciarás que el aspecto del grano es más transparente y ha doblado su volumen.
  • Es una buena opción cocinarla al dente, como la pasta.
  • Retira del fuego y dejar reposar durante 5 minutos.
  • Remueve con un tenedor y utilízalo en la receta elegida.

Como opción, os dejamos una receta de quinoa con espinacas y parmesano, siempre podréis variar los ingredientes en función de los que más os gusten.

Ingredientes:

  • 200 gr de quinoa, enjuagada.
  • 400 ml de agua.
  • 1/2 cucharadita de sal.
  • 45 ml de aceite de oliva.
  • 75 gr de piñones o de nueces.
  • 1 diente de ajo.
  • 2 tazas de espinaca bebé fresco, picado.
  • 15 ml de zumo de limón.
  • 200 gr de queso parmesano rallado.

Cómo elaborar la quinoa con espinaca y parmesano:

  • Lleva un cazo a hervir junto con las espinacas, cocínala durante tres minutos. Cuela el líquido y reserva las espinacas.
  • En otro cazo coloca el agua junto con la sal y la quinoa, espera a que hierva.
  • Baja el fuego y cubre el cazo con una tapa, espera a que el agua se haya absorbido completamente, aproximadamente entre 15 y 18 minutos.
  • Retira la quinoa y espera a que temple.
  • En un sartén, calienta aceite a fuego medio. Añade los piñones o nueces y cocina hasta que queden ligeramente tostados. Incorpora el ajo, y cocínalo un poco hasta que tome color.
  • Agrega la quinoa y la espinaca. Cocínalas y mezcla durante un minuto. Añade el zumo de limón y el resto de ingredientes.
  • Una vez el queso se haya deshecho, deja de remover.
  • ¡Buen provecho!

¿Tienes alguna receta favorita de cómo elaborar la quinoa?

Anímate y comparte tu experiencia, nuestros lectores y nosotros estaremos encantados de leerla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.