ES
habitos-intolerantes
Buenos hábitos de salud si sufres de intolerancias
diciembre 14, 2017
probioticos
Beneficios de tomar probióticos
diciembre 28, 2017
molestias digestivas

La Navidad es la época del año por excelencia en la que más exceso de calorías se ingieren en la dieta. Cenas de empresa, comidas familiares, reencuentros con amigos que hace tiempo que no vemos… todas estas reuniones sociales suelen darse en torno a grandes comidas y cenas que en la mayoría de ocasiones pasan factura a nuestro sistema intestinal.

El primer paso para evitarlo es ser conscientes de las ocasiones más susceptibles de generar excesos e intentar en la medida de lo posible tener las herramientas necesarias para “portarnos bien” y no empezar el nuevo año con mal pie.

Existen multitud de consejos fáciles y útiles que podemos llevar a la práctica durante las fiestas navideñas que evitarán los famosos “empachos” y protegerán nuestra salud intestinal.

No te saltes ninguna comida: en estas fechas se utiliza mucho la “técnica de la compensación”. Como sabemos que nos espera una comida o cena muy copiosa, nos saltamos la comida anterior para no comer demasiado durante ese día. Hacer esto es contraproducente. Evitando ingerir alimentos las horas previas, provocará que llegues a esa comida o cena especial con más hambre de lo normal, que a su vez te llevará a comer más calorías. No te saltes ninguna comida. Sigue una alimentación variada y equilibrada los días previos, y en esa comida especial, intenta no pasarte con las raciones.

Controla las cantidades: esto quizás es lo más difícil, ya que normalmente, durante estas fechas las mesas se llenan de infinidad de platos de entrantes, más los platos principales, más los postres, más los dulces navideños junto con el café… Durante la comida vamos picoteando de aquí y de allá y al final de la misma es imposible cuantificar la cantidad de alimento que se ha ingerido. Un truco para ello es no repetir. Si hay muchos platos de entrantes, intenta no coger más de una vez de un mismo plato.

Toma probióticos: con el exceso de grasas, alcohol y azúcar, la flora intestinal se ve muy afectada. En esta época somos más propensos a padecer gases, hinchazón abdominal, molestias intestinales, ardor… Esto sucede por un desequilibrio en las bacterias de la flora intestinal provocadas por la alimentación. Empezar a tomar probióticos unos días antes de las fiestas, ayudará a reforzar dicho equilibrio entre las bacterias “buenas” y “malas”, previniendo molestias posteriores. El complemento alimenticio Flora Diez, es el ideal para estas fechas. Gracias a su contenido en probióticos, prebióticos, calcio y fibra ayuda a mantener el confort digestivo y restablece el equilibrio de nuestra flora intestinal. Es el producto imprescindible para las navidades.

Bebe mucha agua: es fundamental mantener la correcta hidratación del organismo. Debes tomar a diario entre 1,5 y 2 litros de agua. Te mantendrás hidratado y te ayudará a ir eliminando las toxinas que el organismo va acumulando.

Cuidado con el alcohol: y al hilo del punto anterior, cuida las cantidades de alcohol. Es inevitable brindar con alguna copa, pero siempre que puedas, evítalo. El alcohol sólo aporta al organismo calorías vacías, que si además le sumamos el azúcar y el gas contenido en los refrescos que lo acompañan, convierten esa copa en una bomba para nuestro sistema digestivo. Así que es importante controlar de un modo responsable la cantidad de alcohol ingerido, podemos disfrutar igualmente de las reuniones con nuestros seres queridos sin necesidad de “pasarnos” con el alcohol.

Acompaña tus comidas de vegetales: intenta que las guarniciones de los platos que vayas a tomar estén compuestas por vegetales, ya sean crudos en forma de ensalada o crudités para picar, o cocinados, como entrantes calientes. Emplear esta técnica, en vez de acompañar las comidas con entrantes fritos o con salsas, ayudará a reducir enormemente el aporte calórico, y hará que nuestras digestiones sean menos pesadas.

Realiza ejercicio físico: no dejes de lado la actividad física. Mantenerse activo es la clave para evitar el balance energético positivo. Salir a caminar a paso ligero, correr, realizar excursiones por la montaña o montar en bicicleta, todo vale. Incluso si puedes, aumenta tu actividad durante estos días. Toda ayuda es buena para mantener un buen equilibrio energético.

¡Disfruta!: Esto es lo más importante. La Navidad suele ser una época de reencuentros, de alegría y de sociabilizar con las personas que más apreciamos y que no solemos ver a menudo, en ocasiones, debido a nuestro estilo de vida. De nada sirve estar pendiente de lo que vamos a comer si vamos a dejar de lado lo más importante, ¡disfrutad!. No hay que olvidar que, al fin y al cabo, en la época navideña sólo hay 6 días festivos, por lo que si durante el resto del mes nos cuidamos, no tiene por qué afectar demasiado a nuestro estado corporal y de salud. La clave está en evitar los excesos, sobre todo en dulces típicos navideños, durante todo el mes de diciembre y sólo tener esos “extras” cuando toca.

Además de esto, si sigues los tips comentados más arriba, seguro que saldrás airoso de las navidades, manteniendo tu salud digestiva igual o mejor que antes de empezar las fiestas.

¡Felices fiestas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.