ES
Harina de amaranto: súper alimento libre de gluten y perfecto para deportistas
septiembre 30, 2015
Harina de patata: saludable y libre de gluten
octubre 13, 2015

En nuestro post anterior te hablábamos sobre el kéfir y los beneficios que podían aportar a tu organismo. A modo de recordatorio, resaltar que es magnífico para personas celíacas o con algún tipo de intolerancia alimentaria, ya que es capaz de regenerar la flora intestinal, además, consigue aumentar la capacidad física de los deportistas, elimina las agujetas, mejora el rendimiento del oxígeno en las células, facilita la absorción de minerales, equilibra la glucosa sanguínea, etc.

Smoothie con kéfir: ideal para los deportistas y es que el kéfir consigue aumentar la capacidad física de éstos. Además, es perfecto para las personas celíacas.

Hoy te enseñaremos como poder elaborar kéfir de leche y de agua de un modo muy sencillo para que puedas disfrutar de todos sus beneficios.

Lo primero,  es conseguir los nódulos de kéfir,  lo habitual es que  puedas conseguir que alguien te pueda regalar una parte de su kéfir para que tú puedas seguir cultivándolo y elaborando el alimento. Si no pudieras encontrarlos, puedes acudir a establecimientos de terapias alternativas y remedios naturales, seguro que alguna persona lo comparte contigo. No te preocupes por la cantidad, los nódulos de kéfir  crecen rápidamente.

Cabe destacar algunas consideraciones:

  • El recipiente que utilices para almacenarlo, conviene que sea de vidrio. Es mejor que no emplees objetos de metal, ya que afectaría a los gránulos de kéfir y podría reducir su crecimiento.  Recuerda que  debe tener una boca ancha.
  • En cuanto al tamaño, el líquido no debe ocupar más de 2/3 del volumen, ya que debes dejar espacio libre para el aire.

 

Kéfir de cultivo de agua:

  • Ingredientes:
    • Una cuchara de plástico o madera.
    • Un colador o escurridor (evitar de metal).
    • Un litro de agua (mejor mineral).
    • 75 gramos de azúcar de caña.
    • Medio limón y un higo seco.
    • 150 gramos de nódulos de kéfir de agua.
  • Elaboración:
    • Añade el agua a un recipiente de vidrio. Incorpora el azúcar junto con el limón y el higo seco.
    • Mezcla bien todos los ingredientes hasta  obtener una mezcla homogénea.
    • Una vez listo, déjalo reposar 24 horas, recuerda  no tapar el recipiente ya que evitarías la fermentación. Puedes hacer uso de una gasa y sellarlo con gomas elásticas.
    • Pasado este tiempo, mezcla de nuevo y deja reposar de nuevo de 24 a  48 horas.
    • En función del tiempo de reposo,  la bebida será más gaseosa y su sabor será más acentuado. Cabe destacar que el proceso se debe realizar a temperatura ambiente  (lo ideal es una temperatura de 20 grados) y protegido de la luz solar directa.
    • Transcurrido este tiempo, cuela  la mezcla con un escurridor. El líquido ya lo podrás consumir. El Kéfir que quede en el colador podrás reutilizarlo para volver a cultivarlo de nuevo.
    • La bebida puedes almacenarla en el frigorífico. Es conveniente  que no la dejes demasiados días, ya que la duración de sus propiedades es limitada.
    • Cuando obtengas mucha biomasa de kéfir de agua, puedes regalarla a alguien para continuar con la tradición.

 

Kéfir de cultivo de leche de coco

  • Ingredientes:
    • Una cuchara de plástico o madera.
    • Un colador o escurridor (evitar de metal).
    • 1 litro de leche fermentada de coco.
    • 150 gramos de nódulos de kéfir de leche.
    • 1 recipiente de vidrio superior a 1 litro de capacidad.
  • Elaboración:
    • Incorpora la leche junto con los nódulos de kéfir  al recipiente de cristal, recuerda que la leche debe de estar a temperatura ambiente.
    • Cubre con una gasa y deja reposar. Si deseas un efecto suave laxante déjalo reposar durante 24 horas. Si prefieres un efecto más astringente déjalo reposar durante 36 horas.
    • Transcurrido este tiempo, cuela  la leche con un escurridor. La leche ya podrás consumirla. El kéfir que quede en el colador podrás reutilizarlo introduciéndolo en leche para volver a cultivarlo de nuevo.
    • Puedes almacenar  la leche en el frigorífico. Es conveniente  que no la dejes demasiados días, ya que la duración de sus propiedades es limitada.
    • Cuando obtengas mucha biomasa de kéfir de leche, puedes regalarla a alguien para continuar con la tradición.

 

Consejos:

  • Es conveniente lavar el nódulo y el recipiente con agua una vez por semana.
  • Debes evitar  excesos de frío o de calor.
  • Si prefieres ralentizar  el proceso de fermentación, puedes conservarlo en el frigorífico.
  • Si vas a estar más de una semana sin tomarlo, puedes  conservar los nódulos en agua y en el frigorífico. Para reactivarlos mantenlos  2 o 3 días con la misma leche.
  • Los utensilios que utilices para elaborar el kéfir (recipiente y colador), mejor que no sean de aluminio, porque este material no es estable en medio ácido, como es el kéfir, y podría transferirle partículas nocivas.
  • Para la elaboración del kéfir, no debes usar leche con una temperatura superior a  35º, ya que puedes alterar las bacterias y levaduras. La temperatura ideal es la ambiental. Con una temperatura elevada  acelerarás el proceso, con una temperatura más baja lo retardarás.

 

Recuerda que FLORA DIEZ ha demostrado su efectividad en  personas intolerantes al gluten y/o lactosa, celíacas, en casos de inflamación intestinal o molestias intestinales, dificultad en las digestiones, gases, diarreas, dolor abdominal, etc. Además, es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.