ES
Bebidas libres de gluten para perder peso
junio 4, 2015
Flora intestinal
junio 9, 2015

La inflamación que produce el gluten es la raíz de muchas enfermedades

Cocinar al vapor es un hábito saludable

Dieta y cáncer están relacionados. Una alimentación sana y equilibrada reduce tus posibilidades de sufrir esta enfermedad. Pero si comes mal, las aumentas. Con una dieta sana y equilibrada se podrían evitar el 40% de los casos de cáncer en todo el mundo.

Un consumo excesivo de grasas saturadas puede provocar cáncer. Si incluyes en tu dieta fruta y verdura será más beneficioso. Has de tener en cuenta que un alimento no provoca, ni evita, el cáncer por sí sólo. Lo que influye es la dieta en su conjunto.

Cocinar al vapor es un hábito muy saludable ya que ayuda a que los alimentos conserven sus nutrientes intactos, a la vez que mantienen su sabor y color natural.

Cabe destacar que la inflamación es la raíz de muchas enfermedades, entre ellas del cáncer. La inflamación que produce el consumo de  gluten es conocida por eliminar las células intestinales. Este efecto genera un intestino permeable, que proporciona a los compuestos tóxicos acceder al torrente sanguíneo, lo que incrementa el riesgo de enfermedades autoinmunes, y la disminución de la capacidad del intestino para absorber de un modo apropiado los nutrientes y esto conduce a una mala absorción y sobrecrecimiento bacteriano.

Por ese motivo hoy te hablaremos de unos aspectos a tener en cuenta para que puedas conseguir un cambio en tu vida a través de una buena nutrición sin que resulte un trastorno negativo para ti.

Algo de lo que deberíamos de prescindir son de las llamadas “calorías vacías”. Aquellos alimentos que poseen un gran contenido calórico pero que no aportan prácticamente nada más que esto. Es decir, aportan muchas calorías y muy pocos, o ningún, nutriente.

Dentro de los principales alimentos que aportan calorías vacías podemos encontrar:

  • Refrescos azucarados
  • Zumos envasados
  • Frutas en almíbar
  • Los alimentos fritos
  • Snacks y aperitivos salados en general
  • Bollería y repostería
  • Bebidas alcohólicas
  • Bebidas para deportistas
  • Productos elaborados y salsas prefabricadas
  • Bebidas alcohólicas
  • Bebidas para deportistas

El segundo paso será buscar alimentos más naturales y cambiarlos por otros que no lo son tanto y contienen más grasas como por ejemplo:

  • Nata por yogur natural
  • Nata por queso de untar bajo en grasas
  • Mantequilla por puré de aguacate o frutos secos
  • Bacón o panceta por jamón serrano
  • Queso de pasta blanda o dura por requesón
  • Huevo por clara de huevo
  • Muesli por granola elaborada en casa
  • Refrescos o zumos comerciales por zumos naturales.
  • Dulces o jaleas por puré de frutas deshidratadas
  • Postre lácteo comercial por yogur con miel
  • Chocolate con leche por chocolate amargo
  • Snacks comerciales por frutas secas o semillas
  • Aderezos comerciales por guacamole
  • Alimentos preparados por caseros
  • Bollería industrial por la preparada en casa
  • pizza congelada por pizza casera

Márcate el objetivo de mejorar tu manera de cocinar para mantener la calidad nutricional del alimento:

La cocción al vapor, es muy recomendable. Al colocar los alimentos en una rejilla no están en contacto con el agua, de este modo se evita la pérdida de nutrientes por agua.

De ese modo, las verduras guardan un 70% de la vitamina C, un 30% que cuando se son hervidas.

El porcentaje mayor también responde a la temperatura de cocción, que no debe superar los 100°C. Si los alimentos no se cortan demasiado finos, la conservación de los nutrientes se optimiza aún más.

No olvides regular la temperatura, cuanto más elevada sea más se alterarán las cualidades dietéticas y gustativas de los alimentos por causa de la oxidación.

Si tienes que cocinar alimentos en la sartén, “Lo ideal es que la temperatura en el interior de los alimentos no supere los 70°C o 80°C. Para lo cual debemos evitar que el recipiente supere los 180°C”.

Un factor a tener en cuenta es la selección de tus sartenes, deben de estar fabricadas de materiales que conduzcan bien el calor, como el hierro o el aluminio. También deben tener el fondo grueso para que no se derritan fácilmente. Así evitaremos el sobrecalentamiento de ciertas partes del alimento.

Un consejo más. Incluye en tu dieta diaria nuevos alimentos que no comías antes ya que te aportarán muchos beneficios.

Si no los sueles comer, puedes probar con alimentos como:

  • Ajo
  • Cebolla
  • Moras
  • Frutos secos crudos
  • Salmón
  • Frijoles
  • Brócoli
  • Yogur
  • Miel
  • Arándanos

¿Te apetece cambiar tus hábitos alimenticios? Escríbenos y cuéntanos tus inquietudes, te ayudaremos en todo lo que necesites.

Y recuerda que FLORA DIEZ es el aliado perfecto para personas intolerantes al gluten y/o lactosa, en casos de inflamación intestinal o molestias intestinales, dificultad en las digestiones, gases, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.