ES
El riesgo de cistitis aumenta en verano
julio 28, 2016
¿Qué es la Escherichia coli?
septiembre 13, 2016

Enfermedades gastrointestinales en verano

Las infecciones intestinales componen uno de los trastornos más frecuentes del verano aumentando en más de un 80% los casos, principalmente por bacterias, virus o parásitos como la salmonella, E-Coli (Escherichia coli) y amibas, los cuales son microorganismos que acceden al organismo por medio de alimentos deteriorados por el calor, con una higiene deficiente o agua contaminada con materia fecal.

Las altas temperaturas arriba de los 30 grados y la humedad ayudan a que este tipo de microorganismos proliferen más rápidamente.

En verano, debido al aumento de las temperaturas, la comida que se toma fuera de casa no es la misma y en la mayoría de las ocasiones se cambia su preparación, por lo que muchas veces se presenta una de las enfermedades más comunes en esta época: la infección intestinal.

Lo más habitual es que estas alteraciones intestinales estén provocadas por el consumo de alimentos en mal estado, bien porque no se han cocinado adecuadamente, se han descuidado demasiado tiempo a temperatura ambiente o, en el caso de los alimentos crudos como las ensaladas, no se han lavado previamente o se ha utilizado agua contaminada. Esta carencia de higiene provoca que las bacterias no se eliminen por completo y den lugar a este tipo de infecciones.

Del mismo modo, mantener un correcto lavado de manos después de acudir al baño o manipular cualquier alimento, juegan un papel fundamental para prevenir este tipo de alteraciones.

Otro aspecto muy importante a tener en cuenta es el consumo de mariscos crudos, que son de alto riesgo en esta época del año. También ciertas comidas como postres lácteos, cremas y mayonesas a temperatura ambiente, pueden proliferar bacterias en períodos muy cortos.

Las infecciones intestinales provocan cuadros de diarrea aguda simple, con un período de incubación de 48 ó 72 horas. Algunas veces dan lugar a la gastroenteritis, cuando se producen vómitos, u otras enfermedades menos complejas, como puede ser la acidez, y otras más complejas como son la colitis, reflujo, colon irritado, hepatitis C, Salmonelosis, Amibiasis, Gastritis, Cálculos biliares, Úlceras o el Síndrome Urémico Hemolítico (SHU). Este último síndrome es habitualmente provocado por una bacteria denominada Escherichia Coli 0157 enteropatógena, por medio del consumo de carne mal cocida, cruda o derivados lácteos. Esta enfermedad afecta con mayor asiduidad a niños pequeños.

Los alimentos o bebidas pueden ser contaminados por malos manejos, como puede ser dejarlos expuestos a materia fecal o por no estar refrigerarlos adecuadamente.

De interés: ¿Sabías que FLORA DIEZ es perfecto para prevenir la diarrea del viajero y mantener la flora intestinal en perfectas condiciones para cuando tengas que viajar y cambiar de alimentación?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.