ES
Tartaleta sin azúcar y sin gluten con natillas de vainilla
abril 29, 2015
Quinoa: un alimento mágico para los celíacos
mayo 6, 2015

El hipérico (Hipericum perforatum) es una planta muy utilizada en fitoterapia. Pertenece a la familia Hypericaceae y es conocida también con el nombre de altamisa, corazoncillo, hipericón ó hierba de San Juan. Se trata de una planta medicinal habitualmente recogida en esa fecha (su floración tiene lugar en esa época del año), de ahí su último nombre.

El hipérico es uno de los mejores tratamientos para la depresión leve o moderada.

Su composición química contiene: aceites esenciales, resinas, flavonoides, taninos, flobafeno y ródano.

Es justamente su tono amarillento dorado el que la asocia principalmente con el sol y por ello, la noche ideal para su recolección es la de San Juan, pues es en esa ocasión cuando la fuerza solar está en su máximo auge. Su composición química contiene: aceites esenciales, resinas, flavonoides (rutina, quercitina, hiperósido), taninos, flobafeno y ródano. El elemento principal es la hipericina, conocida también como rojo de hipérico.

Entre sus decenas de propiedades para la salud, la más conocida que podemos destacar del hipérico es que es uno de los mejores tratamientos para la depresión leve o moderada, mejora el estado anímico, aleja los pensamientos negativos y la tristeza, disminuye la ansiedad y contribuye a la mejora de sueño. Además dentro de sus beneficios podemos encontrar que es:

    • Libre de gluten.
    • No contiene lactosa.
    • Cicatrizante.
    • Antibacteriano.
    • Muy útil para tratar la neurosis.
    • Aumenta la concentración.
    • Disipa terrores nocturnos.
    • Posee propiedades digestivas.
    • Produce un efecto analgésico.
    • Aporta efectos cicatrizantes
    • Disminuye los moretones.
    • Corrige la excitabilidad.
    • Combate los dolores musculares.
    • Es recomendable para la fibromialgia.
    • Calma los dolores de cabeza de migraña.
    • Combate la gastritis y otro tipo de dolencias gástricas.
    • Ayuda a corregir alteraciones neurovegetativas de la menopausia.
    • Alivia las enfermedades relativas al sistema digestivo como las gastritis.
    • Puede ayudar en algunos casos de impotencia, insomnio, pérdida del apetito, etc.
    • Regula el ciclo menstrual y otros trastornos derivados del ciclo hormonal.
    • Ayuda al trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH).
    • Es muy útil para el síndrome de fatiga crónica (SFC).

También, el aceite hipérico se utiliza para uso externo:

  • Trata quemaduras solares y de todo tipo.
  • Por sus propiedades antiinflamatorias es eficaz para curar herpes, heridas (acelera su cicatrización), cardenales y varices.
  • Rozaduras.
  • Llagas y ulceras.
  • Dermatitis atópica, psoriasis, eccema, etc.
  • Picaduras de insectos.
  • Artritis.
  • Gota.
  • Problemas articulares.
  • Problemas circulatorios.
  • Tratamiento de hemorroides.
  • Activador de la regeneración celular para luchar contra el envejecimiento, antimanchas y antiarrugas, es útil para mejorar el aspecto de las cicatrices recientes.

Has de saber que el aceite que se extrae del hipérico posee cualidades astringentes que pueden reforzar el tratamiento de las pieles grasas y aportarles un nivel adecuado. De este modo, es favorable disminuir también este tipo de anomalía, colocándolo sobre la piel. Igualmente, regenera la piel en caso de heridas o quemaduras.

¿Te animas a compartir tu experiencia? Escríbenos y haznos participes, nuestros lectores y nosotros estaremos encantados de leerla.

Recuerda incluir entre tus hábitos alimentarios una cápsula diaria de FLORA DIEZ, te ayudará a alcanzar el equilibrio perfecto en tu flora intestinal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.