ES | EN
¿Por qué bajan las defensas del organismo?
marzo 31, 2016
Ictus y sistema cardiovascular
abril 7, 2016

Hipotiroidismo y sensibilidad al gluten

Varios estudios han revelado que excluir el gluten de la dieta puede normalizar el hipotiroidismo y prevenir la progresión. Eliminando el gluten, se logra reducir la inflamación y se consigue restaurar el equilibrio saludable de los microorganismos en el intestino, lo que conduce a una mejora en la absorción de nutrientes y hormonas equilibradas.

Los investigadores exponen que es un caso de identidad equivocada. La composición molecular de la gliadina, la porción de proteína del gluten, es muy semejante a la glándula tiroidea. Cuando la gliadina traspasa la barrera protectora del intestino, e ingresa al torrente sanguíneo, el sistema inmune la etiqueta para destruirla. Estos anticuerpos también provocan que el cuerpo agreda al tejido tiroideo. Esto significa que si tenemos AITD y tomamos comidas que contienen gluten, nuestro sistema inmune atacará a nuestro tiroides.

Una dieta libre de gluten puede proporcionar una solución para el hipotiroidismo.

La AITD incluye a un conjunto de patologías tiroideas caracterizadas porque los autoanticuerpos contra estructuras tiroideas intervienen de manera directa en el crecimiento de estas enfermedades. Los anticuerpos antitiroideos (ATA) dan lugar primordialmente a estas AITD: la enfermedad de hipertiroidismo autoinmune, hipotiroidismo autoinmune (tiroiditis de Hashimoto y tiroiditis atrófica) y la tiroiditis postparto. Los autoantígenos principales son la peroxidasa tiroidea (yoduro-peroxidasa, TPO), la tiroglobulina (Tg) y el receptor de la tirotropina (TSH-R).

Pero ¿Qué es la Tiroides?

La tiroides es una glándula en forma de mariposa situada en el cuello, exactamente arriba de la clavícula. Es una de las glándulas endocrinas que producen hormonas. Las hormonas tiroideas inspeccionan el ritmo de cuantiosas funciones del cuerpo. Estas incluyen la velocidad con la que se queman calorías y cuán rápido late el corazón. Todas estas actividades componen el metabolismo del cuerpo.

Los principales síntomas relacionados con problemas tiroideos son:

  • Depresión y apatía.
  • Disminución de libido.
  • Estreñimiento o heces duras.
  • Rostro, manos y pies hinchados.
  • Fatiga, falta de energía y somnolencia.
  • Inflamación, dolor muscular y articular.
  • Disminución de la presión arterial y colesterol.
  • Períodos menstruales anormales y problemas de fertilidad.
  • Piel seca, debilidad del cabello y uñas quebradizas.
  • Aumento de peso, independientemente del tipo de dieta que se lleve a cabo.
  • Reducción del ritmo cardíaco, latido irregular o arritmia.
  • En los niños, el crecimiento es algo más lento, y puede derivarse a un cretinismo (retardo en el crecimiento físico y mental), los niños suelen tener poco apetito y dormir muchas horas

Los problemas tiroideos que podemos encontrar, incluyen:

  • Bocio: Aumento de la tiroides
  • Hipertiroidismo: La glándula tiroides genera más hormona tiroidea de lo que su cuerpo necesita
  • Hipotiroidismo: La glándula tiroides no produce suficiente hormona tiroidea
  • Cáncer de tiroides
  • Nódulos: Bultos en la tiroides
  • Tiroiditis: Inflamación de la tiroides

De interés: Si el trastorno tiroideo está asociado con una intolerancia al gluten, seguir una dieta libre de gluten podría ayudar satisfactoriamente al funcionamiento de la tiroides. Si no consumimos gluten, nuestro cuerpo no necesitará crear anticuerpos para agredirlo y estos no confundirán la glándula tiroides con el gluten. A modo de prueba, podemos excluir durante varios meses el gluten de nuestra dieta y de ese modo, observar posibles mejoras. Si el resultado es satisfactorio, seguir con esta dieta podría ayudar a mantener sana nuestra tiroides.

Y recuerda que para mantener un correcto equilibrio en tu flora intestinal, FLORA DIEZ será tu mejor aliado. Además, FLORA DIEZ ha demostrado su efectividad en  personas celíacasintolerantes al gluten y/o lactosa, en casos de inflamación intestinal o molestias intestinales, dificultad en las digestiones, gases, diarreas, dolor abdominal, etc. También es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.