ES

La insuficiencia cardíaca es una enfermedad que aparece cuando el corazón no es capaz de bombear suficiente sangre al resto del organismo, esto genera una situación de desequilibrio ya que el aporte de sangre es menor a los que necesita el organismo. La insuficiencia cardíaca aparece tanto en hombres como en mujeres, aunque en mujeres suele aparecer en edades más tardías. Cabe destacar que esta enfermedad puede aparecer a cualquier edad pero su frecuencia aumenta con los años siendo habitualmente una enfermedad de la población mayor.

No se ha encontrado una única causa de insuficiencia cardíaca. Numerosas enfermedades del corazón y varios agentes tóxicos perjudican el corazón de diversas formas, pero todas ellas poseen algo en común: con el paso del tiempo terminan provocando insuficiencia cardíaca.

Realizar ejercicio físico previene el riesgo de insuficiencia cardíaca.

La insuficiencia cardíaca puede afectar al lado derecho, al lado izquierdo o a todo el corazón. El síntoma primordial de la insuficiencia cardíaca izquierda es la sensación de no poder respirar al realizar algún esfuerzo. Esto es debido al acumulo de líquido en el pulmón. Cuando la enfermedad empeora, la dificultad para respirar aumenta. Otro síntoma de la insuficiencia cardíaca izquierda es la astenia o cansancio, debido a que no llega suficiente cantidad de sangre a los músculos.

En la insuficiencia cardíaca derecha, el almacenamiento de sangre en las venas de todo el organismo, provoca una serie de sintomatologías y signos propios. Las venas del cuello, la vena yugular, aparece más destacada. El hígado se saturada de sangre y aumenta de tamaño. Se acumula más líquido en los tobillos y en las piernas, lo que ocasiona un mayor hinchazón.

La insuficiencia cardíaca afecta a la función de los riñones que pierde su capacidad de eliminar agua y sodio. Esta acumulación de líquidos en el organismo (brazos, piernas, pulmones, abdomen, etc.) da lugar al término de insuficiencia cardiaca congestiva.

Entre las causas comunes de insuficiencia cardíaca podemos encontrar:

  • Arteriopatía coronaria
  • Infarto de miocardio
  • Hipertensión arterial
  • Valvulopatías
  • Endocarditis
  • Diabetes
  • Endocarditis.
  • Arritmias.
  • Cardiomiopatía
  • Enfermedad cardíaca congénita (de nacimiento)
  • Insuficiencias o estenosis de las válvulas del corazón.
  • Alteraciones del pericardio (pericarditis, tuberculosis…).
  • Enfermedades genéticas como la hemocromatosis, la amiloidosis, la miocardiopatía hipertrófica hereditaria y otras.

La insuficiencia cardíaca puede ser una enfermedad que no presente síntomas durante mucho tiempo a lo largo de la vida. Se pueden experimentar diversos síntomas, incluyendo:

  • Acumulación de líquidos en diferentes partes del cuerpo: piernas (edemas), ascitis (abdomen). Lo que provoca un aumento de peso rápido.
  • Sensaciones de mareo, confusión, mente en blanco y breves pérdidas de conciencia.
  • Dificultad para dormir por la noche debido a problemas respiratorios.
  • Abdomen hinchado o blando, pérdida de apetito.
  • Falta de energía, sensación de cansancio.
  • Tos con flemas o mocos “espumosos”.
  • Tos nocturna.
  • Edema agudo de pulmón.
  • Disminución de la cantidad de orina.
  • Aumento de la micción por la noche.
  • Edema de los pies y las piernas.
  • Dificultades respiratorias.
  • Memoria deteriorada.
  • Cansancio y debilidad.
  • Confusión.
  • Palpitaciones.
  • Dolor torácico.

De interés: el consumo de alcohol, tabaco o cocaína, tener la tensión arterial elevada, presencia de azúcar elevado en la sangre o diabetes,  edad avanzada, enfermedades vasculares,  realizar poco ejercicio, llevar una vida muy sedentaria, la obesidad, sobrepeso o comer con mucha sal, son factores que pueden  favorecer la aparición de insuficiencia cardíaca.

Es importante conocer el estado de salud de nuestro corazón, aprender a cuidarlo y mantenerlo sano. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), más de 17 millones de personas mueren cada año a causa de enfermedades cardiovasculares, siendo el 80 por ciento de los casos de muertes por infartos prevenibles.

Con FLORA CARDIO podrás cuidar de tu corazón todavía más. FLORA CARDIO es un complemento alimenticio diseñado para mantener la salud del sistema cardiovascular. Está especialmente indicado en personas con problemas de sobrepeso y otras alteraciones metabólicas asociadas como: hipertensión leve, colesterol, triglicéridos y glucosa ligeramente elevados, etc. Además, contribuye al funcionamiento normal del corazón por su contenido en Vitamina B1. Actúa de forma eficaz sobre los niveles de glucosa en sangre debido a su contenido en Cromo y contribuye al metabolismo normal de los hidratos de carbono, macronutrientes y ácidos grasos gracias a su contenido en Zinc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.