ES
Pielonefritis: infección de la vía urinaria
Pielonefritis: infección de la vía urinaria
junio 14, 2016
Bacteriurinaria
¿Que és la bacteriuria?
junio 21, 2016

Varices: Insuficiencia venosa periférica

Masajes para las varices

Las varices, también conocidas como insuficiencia venosa periférica, son venas inflamadas generadas por una acumulación deficiente de sangre debido a la debilidad en las paredes y válvulas de las venas superficiales. Esto produce que las venas aumenten y se dilaten, de modo que la sangre se almacena fácilmente cuando permanecemos de pie durante mucho tiempo.

Si la vena se expande no realiza su cometido. Ellas se ocupan de efectuar el retorno sanguíneo al corazón y eso conlleva que el flujo tenga que ir contra la gravedad: desde el pie hacia el corazón.

Es importante mencionar que las venas disponen de unas válvulas que evitan el retorno de ese flujo sanguíneo hacia el pie y por lo tanto favorecen la subida. No obstante, si la vena se encuentra dilatada, las válvulas no realizan su trabajo y el flujo se altera de modo que se invierte, ocasionando un incremento en la dilatación provocando problemas como, hinchazón de la pierna, edemas o, en etapas más avanzadas, flebitis o úlceras.

Realizarse masajes regularmente en la zona afectada por las várices puede ayudar a aliviar los malestares generados por esta condición de las venas

Realizar masajes regularmente en la zona afectada por las várices puede ayudar a aliviar los malestares generados por esta condición de las venas.

Su aparición se ve principalmente agravada por determinados factores como el sedentarismo, la obesidad, la edad, el estreñimiento, el embarazo, (incrementa en personas mayores), la falta de ejercicio o profesiones que requieran estar mucho tiempo de pie como dependientes, camareros, etc. Cabe destacar que pasar más de 5 horas de pie o más de dos sentados son factores que agravan el problema.

Además, la herencia desempeña un papel importante en la aparición de problemas venosos. Tener un familiar que padece de varices aumenta en un 45% el riesgo de padecerlas (25% en el caso de los niños y 60% en el caso de las niñas)

Entre los síntomas más significativos según va avanzando la edad, podemos encontrar:

  • Edema.
  • Calambres.
  • Hormigueos
  • Aparición de dolor
  • Hinchazón o edema
  • Sensación de acorchamiento
  • Pesadez y cansancio en las piernas.
  • Sensación de calor o picores y escozores
  • Aparición de varices con venas visibles, dilatadas y retorcidas.
  • En fases más avanzadas de la enfermedad pueden aparecer úlceras venosas, dermatitis ocre, o el sangrado en varices complicadas.

Las varices se pueden dividir en 4 tipos, en función de su tamaño y sus características:

Varices Grado 1. Varices reticulares y telangiectasias
Aparecen venas delgadas de tonos azules o verdes. Suelen ser estéticas aunque a algunas personas les producen también molestias tipo: hinchazón, calambres y molestias al terminar el día.

Varices Grado 2. Tronculares
Las varices tronculares se originan en los ejes principales de las venas externas. Suelen depender de la vena safena interna o externa. Son varices que se deben restaurar mediante la técnica que corresponda a cada paciente: esclerosis con espuma, radiofrecuencia o cirugía. Si no se tratan suelen dar problemas a largo plazo.

Varices Grado 3. Con Edema

Este tipo de varices producen edema en la pierna y miembros inferiores. Como tratamiento, se indica utilizar medias de compresión y reparación de las varices con cualquiera de las técnicas.

Varices Grado 4. Complicadas

Las varices en grado 4 son varices complejas. Pueden generar flebitis, trombosis, hemorragias, pigmentaciones de la piel, eccemas. Deben ser tratadas de forma rápida para evitar la progresión de las complicaciones.
Las varices, independientemente del grado, deben ser corregidas para mantener la enfermedad controlada, ya que la insuficiencia venosa es un proceso crónico y de esta manera tendremos controlada la enfermedad.

De interés: habitualmente se utiliza el término varices para hacer referencia a las que aparecen en las piernas, por ser las más frecuentes, pero pueden surgir también en otras zonas del cuerpo como el esófago (várices esofágicas), la región anal (hemorroides) o en los testículos (varicocele).

¿Conoces FLORA CARDIO? FLORA CARDIO es un complemento alimenticio diseñado para mantener la salud del sistema cardiovascular. Está especialmente indicado en personas con problemas de sobrepeso y otras alteraciones metabólicas asociadas como: hipertensión leve, colesterol, triglicéridos y glucosa ligeramente elevados, etc.

Además, contribuye al funcionamiento normal del corazón por su contenido en Vitamina B1. Actúa de forma eficaz sobre los niveles de glucosa en sangre debido a su contenido en Cromo y contribuye al metabolismo normal de los hidratos de carbono, macronutrientes y ácidos grasos gracias a su contenido en Zinc.

Cuida de tu salud con FLORA CARDIO y previene posibles enfermedades

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.