Alrededor del 10% de las personas con enfermedad celíaca desarrollan síntomas neurológicos, según el Centro de Neuropatía Periférica en los EE.UU. La ataxia es un trastorno neurológico que afecta a la coordinación de los movimientos, generando un caminar dificultoso y movimientos incontrolados.

Si hablamos de la ataxia del gluten, se define en los casos de ataxia esporádica de causa desconocida en los que se detectan anticuerpos específicos de gluten en sangre, especialmente antigliadina (AGA). Este trastorno, causado por una sensibilidad al gluten, se produce como resultado de una reacción autoinmune en la que se generan autoanticuerpos contra la enzima transglutaminasa neuronal, similar a la transglutaminasa tisular del intestino, lo que provoca un daño en el cerebelo que deriva en los problemas de coordinación motora tan representativos de la ataxia.

Alrededor del 10 % de personas con enfermedad celíaca padecen la ataxia del gluten.

¿Cuáles son los síntomas y las causas de la ataxia del gluten?

  • Dificultad de concentración.
  • Pérdida de equilibrio.
  • Caídas frecuentes.
  • Trastornos visuales.
  • Dificultad al caminar.
  • Temblores.
  • Dificultad al juzgar distancias.

En personas que padecen una sensibilidad al gluten, tomar alimentos con la proteína del gluten ocasiona una reacción autoinmune. Nuestro organismo agrede el gluten con anticuerpos del mismo modo en que los anticuerpos atacan los virus. Este tipo de reacción daña los intestinos. El deterioro intestinal inhibe la absorción de nutrientes, a menudo implicando una carencia nutricional.

En principio, la causa exacta de la ataxia del gluten, se desconoce, pero lo que sí es cierto es que comer gluten lo agrava. Según un artículo publicado en “Living Without” un déficit de vitamínicas podrían ser las causantes de ataxia del glúten. Otro estudio publicado en “Journal of Neurology, Neurosurgery and Psychiatry” descubrió que participantes con ataxia que siguieron una dieta libre de gluten presentaron una mejoría en síntomas de ataxia comparados con el grupo de control y poseían un número significativo de anti-cuerpos antigliadinas o “anticuerpos antigluten” después de un año.

Los indicios digestivos se presentan en menos del 10% de los casos y aproximadamente el 30% de los pacientes padecen algún grado de enteropatía en el duodeno.

La estrategia de diagnóstico propuesta aconseja valorar anticuerpos específicos en sangre y, en caso de resultar positivos, aconsejan dieta sin gluten.
La negativización de los valores de anticuerpos en un plazo de 6-12 meses y la mejora de los síntomas de la ataxia refuerzan el diagnóstico de ataxia por gluten.

¿Cómo averiguar si padeces de intolerancia al gluten?

Las personas que padecen de intolerancia al gluten no responden a pruebas sencillas de alergia como con una alergia de la leche o un fruto seco. El modo más sencillo de averiguar si una persona es sensible al gluten es a través de una terapia dietética. Eliminar drásticamente el gluten de la dieta durante varias semanas, será determinante para poder observar reacciones en el organismo en el momento de la nueva incorporación. Las personas con cualquier tipo de sensibilidad al gluten o intolerancia deben de abandonarlo completamente.

Y recuerda…

FLORA DIEZ ha demostrado su efectividad en personas intolerantes al gluten y/o lactosa, celíacas, en casos de inflamación intestinal o molestias digestivas, dificultad en las digestiones, gases, diarreas, dolor abdominal, etc. Además, es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo

2 Comments

  1. Es muy interesante este tema, no hace más que demostrar qué importante es un buen diagnóstico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *