ES
Intolerancia al trigo
octubre 17, 2016
Legumbres: perfectas para celíacos, veganos y diabéticos
octubre 17, 2016

Las lentejas rojas se diferencian a simple vista de las comunes por su tamaño y llamativo color rojo o naranja. Su tamaño es similar a la lenteja pardina pero con la diferencia de que no vienen cubiertas de piel, por este motivo puede apreciarse su llamativo color.

El que estén desprovistas de piel ayuda a que se digieran mucho mejor, por lo que resultan perfectas para personas que padezcan problemas gástricos e intestinales, digestiones lentas o pesadas y exceso de gases.

Las lentejas rojas se digieren mejor que las comunes, por lo que resultan especialmente adecuadas para las personas con problemas gástricos e intestinales, digestiones lentas o pesadas y exceso de gases (flatulencias).

Las lentejas rojas se digieren mejor que las comunes, por lo que resultan especialmente adecuadas para las personas con problemas gástricos e intestinales, digestiones lentas o pesadas y exceso de gases (flatulencias).

Poseen efectos beneficiosos para controlar el nivel de azúcar en sangre y para disminuir los riesgos cardiovasculares y de algunos tipos de cáncer, del mismo modo son un alimento beneficioso para las mujeres embarazadas por su contenido en ácido fólico.

Contienen minerales como el fósforo, el hierro, el zinc, el cobre, acido fólico, selenio, potasio y vitaminas del grupo B (B1, B2, B3 y B6), que contribuyen al buen funcionamiento del sistema nervioso. Concretamente la vitamina B6 es conocida como piridoxina, interviene en la elaboración que regula el estado de ánimo, como la serotonina, pudiendo ayudar a algunas personas en casos de depresión, estrés o alteraciones del sueño.

Incluyen un alto contenido en proteínas y son muy recomendadas para el desarrollo muscular ya que contribuyen a su formación y funcionamiento en la formación de enzimas, hormonas y en el sistema inmunitario.

Son muy ricas en fibra, de las cuales la soluble nos ayuda a suprimir el colesterol y retener los carbohidratos, impidiendo grandes oscilaciones en los niveles de azúcar en los diabéticos. La fibra insoluble nos ayuda en la pérdida de peso, mejora nuestro tránsito intestinal, además de mejorar la digestión. También participa en la prevención del estreñimiento al incrementar el peso de las heces.

Cabe destacar su aporte de hidratos de carbono, que se encargan de proveer la energía necesaria para realizar las funciones vitales, contienen proteínas de origen vegetal y minerales como el hierro, el potasio, el selenio, el zinc, el cobre, calcio…

El hierro de las lentejas coopera en el transporte de hierro a todas las células del organismo, fortalece el sistema inmunitario, y participa en la regulación de la temperatura corporal y de la glándula tiroides, además previene la anemia y el cansancio, y mantiene la piel, cabello y uñas en buen estado.

Su alto contenido en fósforo ayuda a que podamos disponer de una mayor resistencia, mejora las funciones biológicas del cerebro y mantiene sanos nuestros dientes y huesos. Es importante destacar que el fósforo es el segundo mineral en cantidad en nuestro organismo y lo encontramos en todas las células, forma parte de los compuestos indispensables para trasladar la energía a los músculos y tejidos. Asimismo forma parte del material genético y de la membrana celular. También posee una función esencial en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

Incluyen magnesio, indispensable para que nuestro sistema nervioso y muscular trabaje correctamente. Además fortalece los huesos y consigue que el ritmo cardiaco del corazón permanezca regular, preserva la pared de los vasos sanguíneos. Asimismo participa en el sistema inmunológico para que nuestras defensas nos defiendan ante patógenos.

El Sodio y el Potasio de las lentejas proporcionan la cuantía de agua en nuestro organismo, lo cual repercutirá en el buen funcionamiento de nuestro sistema cardiovascular.

Aporta una gran acción antioxidante gracias a su contenido en Zinc, además favorece la absorción de la Vitamina A, interviene en el desarrollo del feto y el niño, mantiene un cabello sano, cuida la vista y colaborar en la formación de hueso y de los órganos reproductores.

¿Sabías que FLORA DIEZ es perfecto para personas celíacas, intolerantes al gluten y/o lactosa?

FLORA DIEZ es resistente a los antibióticos y sobrevive a los ácidos del estómago.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.