ES
Nueva línea Gummies, para los más pequeños de la casa
febrero 18, 2016
Probióticos para la ansiedad y la depresión
febrero 25, 2016

Para poder disponer de una flora intestinal equilibrada, no sólo es importante la calidad de los alimentos que comemos, sino cómo los digerimos y absorbemos.

Mahatma Gandhi afirmaba que “había que beber como si comiéramos y comer como si bebiéramos”, lo que significa que al beber es necesario mover la mandíbula como si estuviéramos masticando para que la bebida se mezcle con la saliva, y que se deben masticar los alimentos sólidos hasta que adquieran consistencia líquida.

Masticar bien los alimentos es fundamental para obtener una buena digestión y mejorar el metabolismo.

Al masticar correctamente los alimentos, proporcionamos un valioso tiempo a la saliva de poder segregar una enzima llamada ptialina, que es la responsable de descomponer los hidratos de carbono. Si por el contrario,  no masticamos adecuadamente, los alimentos seguirán su camino al resto del aparato digestivo sin esta enzima no descomponiendo adecuadamente dichas sustancias. Por esta razón el cuerpo tendrá que trabajar por duplicado para poder desechar las sustancias que no necesita.

Es importante destacar que una deficiente masticación de los alimentos repercute en que el organismo no sea capaz de separar bien los nutrientes beneficiosos de las toxinas, provocando así una desnutrición e intoxicación del cuerpo, problemas digestivos, metabolismo lento o aumento de peso.

Por este motivo es de vital importancia que cambiemos nuestros hábitos alimentarios y aprendamos de nuevo a comer. Si realizamos este ejercicio diario, nos aportará grandes beneficios:

  • Favorecemos la producción de la enzima ptialina, la cual cuenta con la virtud de humedecer los hidratos de carbono y de ese modo beneficiar la digestión.
  • Estimulación de la hormona parotina a través de la saliva, activando el metabolismo y mejorando la utilización de los nutrientes esenciales.
  • Los alimentos se convierten en un bolo alimenticio, por lo que es más sencillo de digerir
  • Ayuda a prevenir la indigestión, el dolor estomacal y las flatulencias.
  • Se realiza una predigestión, de manera que en nuestra boca se comienza el proceso químico que surge en el interior del organismo, cuando se separan las sustancias y nutrientes beneficiosos de las sustancias tóxicas.
  • Contribuye a calmar el sistema nervioso.
  • Nos ayuda en la pérdida de peso
  • Incrementa la cantidad de oxígeno en nuestro organismo, previniendo las digestiones pesadas o difíciles.
  • Permite disfrutar mejor de los alimentos que estemos comiendo.
  • Se alcanza una sensación de saciedad de forma más rápida.
  • Puede ayudarnos a evitar las caries junto con cuidar nuestras encías.
  • Nos ayuda contra el estrés, bajamos los niveles de ansiedad y oxigenamos mejor nuestro cuerpo.

Recuerda que es vital para tu salud mantener en perfectas condiciones tu flora intestinal. FLORA DIEZ es el probiótico que te ayudará a conseguir un buen confort digestivo y te proporcionará un mayor bienestar.  Además, es el aliado perfecto para personas celíacas, intolerantes al gluten y/o lactosa. Perfecto en casos de inflamación intestinal o molestias digestivas, dificultad en las digestiones, gases, diarreas, dolor abdominal, etc. También es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo.  No te pierdas nuestra nueva línea de probióticos! Puedes verla aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *