ES
Fibromialgia causada por sensibilidad al gluten
febrero 2, 2016
Qué debes saber sobre la ataxia del gluten
febrero 9, 2016

La palabra miso significa “fuente del sabor”. MI es “sabor” o “condimento” y SO es “fuente”. Hay varios tipos de miso, el Mugi Miso es el único que contiene gluten, el resto es totalmente apto para personas intolerantes al gluten, celíacas o que simplemente hayan decidido excluir el gluten de su dieta diaria.

Se trata de uno de los productos tradicionales más valorados en la cultura tradicional japonesa. El miso es un alimento probiótico fermentado a base de soja muy considerado tanto por su sabor como por sus propiedades medicinales. Esta pasta de soja, de color pardusco, se elabora a partir de soja amarilla, fermentada con sal marina y puede llevar, opcionalmente, otros cereales como el arroz o la cebada, como es el caso de la Mugi miso.

El miso es un alimento probiótico y una muy buena opción para las personas que parecen problemas digestivos.

Los tipos de pasta de miso que podemos encontrar son los siguientes:

  • Miso blanco (shiro miso): contiene arroz y soja, su tono se encuentra entre amarillo oscuro y marrón claro.
  • Genmai miso: contiene arroz integral y soja, su tono es  marrón.
  • Hatcho miso: contiene soja 100%, su tono se acerca al negro. Su sabor es el más intenso.
  • Mugi miso (o barley miso): contiene soja y cebada, su tono es marrón.

Esta pasta se adquiere a través de un largo proceso de fermentación láctica por medio de la acción de un hongo, el Aspergillus Orizae. El ciclo de fermentación oscila entre los 6 y los 36 meses. Existen ciertos alimentos que cuando están fermentados, son más nutritivos que en su forma original. Del mismo modo que en Occidente se hace fermentar la leche para elaborar distintos tipos de queso y yogur, en Oriente se fermentan las semillas de soja para realizar entre otros alimentos, el miso.

¿Qué beneficios nos aporta?

  • Contiene vitaminas del grupo B, y antioxidantes, como la vitamina A y C, que también favorecen  la protección de los radicales libres, y reducen el riesgo de padecer enfermedades como el cáncer; así como vitamina K y ácido fólico y minerales como el potasio, calcio, magnesio y selenio.
  • Es de fácil digestión, lo que la convierte en una buena opción para las personas que padecen problemas digestivos ya que el tofu es fácil de digerir, y las algas promueven la salud intestinal, y ayudan a eliminar las toxinas de los intestinos.
  • Gracias a la soja, la sopa de miso aporta ocho de los aminoácidos esenciales, por lo que es una proteína vegetal completa y proporciona proteínas saludables y muy pocas grasa saturadas, por lo que es una alternativa mucho más saludable que las carnes grasas.
  • Contiene nutrientes que apoyan el sistema inmunológico, gracias al tofu, miso y algas contenidas en la sopa, que ayudan a proteger el cuerpo de enfermedades y mantenerlo sano; las vitaminas A y C  también ayudan a proteger el sistema inmune, protegiendo de infecciones.
  • Crea un buen nivel de energía y vitalidad, mantiene una temperatura corporal estable en estaciones frías gracias a su contenido en glucosa, por lo que en invierno, los platos con miso nos prevendrán del frío.
  • Nutre la piel y el cabello, es un buen digestivo, por lo que disminuye los efectos de comidas pesadas, despejando las obstrucciones.
  • Previene enfermedades cardíacas ya que contiene ácido linoléico y lecitina que disuelven el colesterol en la sangre, evita la arterioesclerosis o la hipertesión.

Y recuerda…

FLORA DIEZ ha demostrado su efectividad en  personas intolerantes al gluten y/o lactosa, celíacas, en casos de inflamación intestinal o molestias intestinales, dificultad en las digestiones, gases, diarreas, dolor abdominal, etc. Además, es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.