ES
Verdades y mentiras sobre la celiaquía
mayo 12, 2018
Cómo reducir el colesterol con Flora Colesterol
mayo 24, 2018

Peligros de una alimentación rica en azúcares

azúcar

La alimentación diaria de cualquier persona siga el estilo de dieta que siga, ya sea omnívoro, vegetariano, paleo, vegano… está compuesta por multitud de alimentos que conforman su menú diario. Estos alimentos deben mantener un equilibrio saludable, en el que predominen alimentos que preserven el buen estado de salud como frutas, verduras y hortalizas, frutos secos, carnes y pescados de calidad.

Cuando este equilibrio se rompe, y empiezan a predominar alimentos procesados, compuestos por multitud de aditivos e ingredientes que no aportan ningún nutriente, el buen estado de salud puede verse perjudicado.

El acelerado ritmo de vida que acostumbramos a llevar, sumado a todas las actividades que nos proponemos cumplir (trabajo, niños, gimnasio, amigos, recados…) hacen que el tiempo que podríamos dedicar a cocinar alimentos de calidad se vea disminuido y por lo tanto, echemos mano de procesados y ultraprocesados sin ni siquiera dedicar un minuto a pararnos a leer el etiquetado nutricional de dichos alimentos.

Este pequeño gesto, repetido durante días, semanas e incluso meses, conlleva un importante deterioro de la salud. Normalmente, todo este tipo de productos contienen grasas de mala calidad, cantidades excesivas de sal, saborizantes, aromas y azúcar añadido. Todos estos ingredientes de adición aportan a los alimentos mayor palatabilidad, que organolépticamente, los hacen más atractivos para los consumidores e incitan a comprarlos y no parar de comerlos. Como consecuencia, nuestro paladar se acostumbra a estos sabores tan potenciados y pasa a rechazar los sabores de los alimentos naturales como son las frutas, las verduras o los granos integrales.

Precisamente, este último ingrediente mencionado, el azúcar, se trata de uno de los principales causantes de obesidad infantil en nuestra sociedad. No solo eso, es el principal causante de incrementar el riesgo de sufrir diferentes enfermedades y dificultar el mantenimiento del adecuado peso corporal.

Consecuencias del consumo excesivo de azúcar

Mantener una alimentación desequilibrada trae consigo consecuencias. Estos son algunos ejemplos de alteraciones que puedes padecer en tu salud si excedes los niveles adecuados para ti de comida azucarada.

  • Caries dental: las bacterias que habitan en el interior de la cavidad oral se alimentan de azúcares simples, como los contenidos en la bollería industrial o las galletas, generando ácidos que provocan daño al esmalte dental y, por tanto, propician la aparición de caries.
  • Aumento de peso: aunque el combustible de nuestro organismo sea la glucosa, un exceso de la misma corre el riesgo de no ser utilizado como fuente de energía y pasar a ser almacenada en forma de triglicéridos en las células adiposas de nuestro cuerpo, lo que contribuye a un aumento de peso. Además, los alimentos ricos en azúcares, suelen también contener gran cantidad de grasas de mala cantidad, las cuales también favorecen a la aparición de sobrepeso y obesidad.
  • Aumento de la sensación de hambre: consumir gran cantidad de azúcar en la dieta implica que se desarrolle resistencia a la leptina, la hormona que se encarga de regular la sensación de hambre-saciedad. Esta “pérdida” de control propicia a que el cerebro no sepa cuando debe parar de comer. Además, como hemos mencionado anteriormente, la combinación del exceso de azúcar con otros aditivos convierte a los alimentos que lo contienen en productos agradables al paladar, que incitan a comerlos sin ningún control.
  • Diabetes: se trata de una enfermedad en la que los niveles de glucosa en sangre se encuentran muy elevados. La insulina, es la hormona producida en el páncreas encargada de controlar estos niveles. Los alimentos ricos en azúcares son los encargados de estimular la liberación de dicha hormona. Una persona que padece diabetes, sufre altos niveles de azúcar porque su organismo es incapaz de movilizar este azúcar de la sangre hacia los músculos o el hígado. Esto puede deberse, o bien a que el páncreas no libere la suficiente cantidad de insulina o que las células no reconozcan esta hormona.
  • Aumento de la tensión: consumir gran cantidad de azúcar dispara los niveles de presión sanguínea, además de aumentar el colesterol LDL y disminuir el HDL. Todo ello contribuye a favorecer el desarrollo de enfermedades cardiovasculares.

¿Cómo puedo saber si estoy comiendo mucho azúcar?

Estos son algunos de los síntomas que pueden aparecer cuando tu dieta es demasiado rica en azúcares simples.

  • Agotamiento
  • Ansiedad por tomar más dulce
  • Cambios frecuentes de humor
  • Aumento de la presión arterial
  • Aumento de peso
  • Cambios en el aspecto de la piel
  • Alteraciones en la flora intestinal

Para establecer un diagnóstico preciso sobre la calidad de tu alimentación, lo más correcto sería acudir a un dietista-nutricionista que valore si realmente, tu dieta contiene más azúcar del que deberías estar tomando y paute una serie de estrategias mediante las cuales se puedan sustituir estos alimentos por otros ricos en nutrientes, que ayuden a mejorar tu estado de salud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.