ES
cocinar-sin-lactosa
10 trucos de cocina para intolerantes a la lactosa
agosto 23, 2018
¡¡Que nada rompa tu ritmo… Circadiano!! 😴
septiembre 7, 2018

Prepara tu cuerpo y mente para despedirte de las vacaciones

Tras el verano toca volver a la rutina diaria. Hay que afrontar la vuelta al cole de los niños y la vuelta al trabajo de los adultos a la vez que se realizan los cambios en el hogar propios de la transición de una estación a otra.

Muchos cambios que, sin duda, afectan al cuerpo y también a la mente de las personas y para los cuales es buena idea prepararse con antelación dándole al cuerpo todo lo que necesita para poder sobrellevar esta etapa tan complicada con éxito.

 

  • La depresión post vacacional

 

Es normal sentirse tristes tras las vacaciones, se acaba un periodo del año que llevábamos mucho tiempo esperando y en el cual se goza de la libertad para poder realizar todo aquello que nos gusta. Los horarios cambian, la forma de comer cambia y también cambia el modo en el que encaramos la vida. Por eso, volver a la rutina puede ser un poco duro.

Pero para algunas personas es algo más que duro y lo que es una ligera tristeza, normal y muy humana, acaba convirtiéndose en un problema más serio. Son muchos los factores que pueden contribuir a sufrir una auténtica depresión post vacacional. Uno de ellos es la falta de sueño.

Para muchas personas es complicado volver a acostumbrarse a los madrugones y duermen mal por lo que están cansados todo el día. Esto hace que su cuerpo no funcione con normalidad, que bajen sus defensas y que puedan tener problemas de salud que, si bien no son graves, ayudan a que la persona se sienta más triste y cansada, entrando en una espiral complicada.

Complementos como FLORA +ÁNIMO ayudan a superar esta etapa. La melisa presente en su composición es relajante, ayuda a dormir mejor por la noche y a estar más tranquilos durante el día. La vitamina B6 aporta energía y hace que la persona no se sienta tan cansada. De esta manera es mucho más fácil encarar el día con fuerzas y con mejor humo

 

 

Al tomarse en ciclos de 20 días se recomienda comenzar a tomarla antes de que terminen las vacaciones, para que así ya esté haciendo efecto al comenzar la rutina de la vuelta al cole. También es aconsejable que unos días antes de comenzar a trabajar se empiecen a variar los horarios progresivamente para acercarlos a los que se tendrán una vez se comience la vida laboral.

Así, el cambio no será tan brusco y no habrá tantos problemas a la hora de conciliar el sueño ni será tan difícil levantarse por las mañanas. Esto es especialmente importante para los niños a los cuales les cuesta mucho cambiar sus ciclos de sueño, por lo que no se les debe de imponer el cambio sin una suave transición.

 

  • El otoño y tus defensas

 

El otoño es un momento del año complicado para las defensas y esto lo saben especialmente aquellos que sufren de enfermedades crónicas o son propensos a catarros ya que durante esta estación es frecuente que sientan que “salen de una para meterse en otra”.

Son muchos los factores que influyen en esto, por ejemplo, los cambios de tiempo. En muchos lugares de España es normal que durante el principio del otoño siga haciendo calor al mediodía, pero que por la mañana temprano y por la noche refresque bastante, por lo que hay que llevar varias capas de ropa para adaptarse.

Pero no solo el cambio del tiempo influye en la bajada de las defensas, también influye en exceso de trabajo que suele acompañar al principio del curso: volver a casa, comprar la ropa de temporada, el material escolar, cambiar la ropa de cama… Muchas tareas las que acompaña el estrés que causa pagar una gran cantidad de gastos que, por mucho que se programen, siempre acaban siendo más de los previstos.

En el caso de los niños, vuelta al cole hace que estén en contacto con muchos compañeros en un espacio reducido que favorece enormemente los contagios. Los más afectados son los pequeños que acuden al colegio o a la guardería por primera vez, pero es frecuente en prácticamente toda la infancia. Basta que un niño coja un catarro para que todos sus compañeros acaben sufriéndolo tarde o temprano.

FLORA INMUNE es un complemento alimenticio apto para adultos y niños a partir de los tres años, que ayuda a fortalecer las defensas para que afrontar esta etapa del año sea mucho más fácil. Gracias a su contenido en probióticos se asegura el correcto funcionamiento del intestino, clave para el sistema inmunitario. Las vitaminas que contiene ayudan a sentirse fuertes, por ejemplo, la vitamina D es básica para las defensas de los niños.

Con esta ayuda natural es más fácil la vuelta al cole, contando con la energía para poder superar todos los retos y mirando hacia este nuevo curso con optimismo y ganas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.