ES | EN

La dermatitis atópica, también conocida como piel atópica o eccema atópico, es una afección dermatológica crónica, periódica, de tipo alérgica y carácter inflamatorio. Suele ser más usual en bebés, pero puede comenzar  incluso a los 2 años de edad y estar vigente a lo largo de toda la vida. En los niños se presenta como una erupción seca, correosa y descamativa y, en adultos, con lesiones eccematosas y eritematosas, piel muy seca e intenso prurito. Las características que identifican la dermatitis atópica son:

  • Picor intenso.
  • Sequedad.
  • Enrojecimiento de la piel.
  • Presencia de eccemas que aparecen y desaparecen o bien se vuelven crónicos.

Los probióticos pueden ayudar en la prevención y el tratamiento de la dermatitis atópica.

La dermatitis atópica no es aislada. En ocasiones, puede desencadenar otros problemas como el asma, alergias alimentarias y respiratorias. Esto es debido,  porque al igual que existe atopia en la piel, puede existir una atopia en el sistema respiratorio, que se presenta en forma de asma, o una atopía en el tubo digestivo que se manifiesta en forma de alergia alimentaria, conocida como la marcha atópica. Estudios demuestran que un niño con una atopia controlada, tiene menos probabilidades de que derive en complicaciones de este tipo.

En la actualidad el tratamiento de la dermatitis atópica está enfocado a evitar la exposición a los factores que la desencadenan o  tratar los síntomas una vez se presentan.  Por lo que entre las opciones terapéuticas no existía un método específico que posibilitará su prevención, pero las expectativas han cambiado con la incorporación de los probióticos en el mercado  ya que en múltiples estudios se ha conseguido demostrar que los probióticos son eficaces para el tratamiento y la prevención de la dermatitis atópica.

Las investigaciones y estudios actuales están concentrando su atención, principalmente, en el uso de probióticos en mujeres embarazadas que se encuentran en el tercer trimestre del embarazo. Los probióticos pueden aportar un efecto muy positivo en la creación del sistema inmune del feto, incrementa el potencial inmunológico de la leche materna y reducen la sensibilización de las alergias.

Además, los probióticos también resultan muy eficaces cuando la madre toma probióticos durante los tres primeros meses de lactancia. No sólo puede prevenir la dermatitis,  sino que en los casos en los que surge, se produce una disminución de los síntomas.

De interés: si incluyes probióticos en tu dieta, no solo beneficiarás a tu bebé de una posible dermatitis atópica, si no que lograrás reducir en tu bebé las posibles alergias a la leche de vaca, intolerancias alimentarias y otras reacciones alérgicas.  Tomar probióticos te ayudará a prevenir posibles enfermedades y problemas de salud.

Recuerda que FLORA DIEZ ha sido analizado por un laboratorio independiente certificando la ausencia de lactosa por lo que te será muy beneficioso si eres intolerante a la lactosa. Además, ha demostrado su efectividad en  personas intolerantes al gluten, celíacas, en casos de inflamación intestinal o molestias digestivas, dificultad en las digestiones, gases, diarreas, dolor abdominal, etc. Asimismo, es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo.

1 Comment

  1. Mara dice:

    Llevo 10 años con picores insoportables en lengua esófago y estómago,pica y luego duele y se inflama muchísimo,mis papilas son muy rojas alargadas y se endurecen como si tuviese pinchos,es u proceso irritativo y urticante que no cesa,no encuentro remedio, además siempre tengo inflamación.Alguien con síntomas parecidos? alguna solución me pueden ofrecer?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.