ES
probioticos-animo-estres-ansiedad
Flora +Ánimo: combinación perfecta de ingredientes
enero 18, 2018
Beneficios del deporte
febrero 2, 2018

Psoriasis: causas, síntomas y tratamiento

Psoriasis

La psoriasis es una enfermedad inflamatoria de la piel que tiene carácter crónico. No es contagiosa y, normalmente, se presenta en brotes, es decir, hay momentos de gran mejoría que se intercalan con los llamados brotes que es cuando la enfermedad se presenta con más fuerza.

Existen diferentes tipos de psoriasis, los más frecuentes son los que afectan exclusivamente a la piel, como la psoriasis en placas (la más frecuente), la psoriasis en gotas, con pústulas o la inversa, la cual afecta a las ingles, axilas y la zona debajo de los pechos. La más peligrosa es la psoriasis eritrodérmica que afecta a amplias áreas del cuerpo.

Existe también un tipo que afecta a las articulaciones, se conoce como psoriasis artrítica y que generalmente es una degeneración de la psoriasis en la piel y que suele atacar a las manos principalmente, aunque también es frecuente en los pies.

Causas de la psoriasis

Se desconocen las causas de la psoriasis aunque los últimos estudios apuntan causas genéticas así como a problemas relacionados con traumatismos, alergias y, especialmente el estrés. Muchas personas, en periodos en los que se sienten más estresados, sufren los brotes más virulentos de la enfermedad.

Todavía queda mucho por estudiar sobre la psoriasis pero también se sabe que hay medicamentos que afectan a la enfermedad, por lo que hay que decirle al médico que se padece cuando va a darnos alguna receta.

Como sucede con la mayoría de las enfermedades que tienen un carácter crónico, también se ha observado que atacan mucho más al individuo cuando este tiene las defensas bajas, es decir, cuando su sistema inmunológico se encuentra comprometido.

La relación entre el sistema inmunológico y la salud intestinal es más que evidente y ha quedado demostrada en muchos estudios. Una flora intestinal sana es fundamental para que las defensas de nuestro organismo actúen como es debido.

Síntomas de la psoriasis

La psoriasis tiene unos síntomas muy visibles ya que tiene que ver con la piel. Normalmente, comienza con una serie de rojeces y con un engrosamiento de la piel, la cual se va descamando poco a poco. Estas escamas plateadas son muy características de la enfermedad.

La psoriasis aparece con frecuencia en codos, rodilla, piernas, brazos y el cuero cabelludo aunque ninguna parte del cuerpo está libre de sufrirla. A veces afecta a zonas muy pequeñas, pero otras veces afecta a grandes áreas.

Dado que se trata de una enfermedad muy visible, en ocasiones supone un estigma para quién la padece que ve como se produce un cierto rechazo por temor a contagios, algo imposible o simplemente porque el aspecto resulta desagradable.

Este rechazo puede hacer que la persona tenga problemas para encontrar trabajo, especialmente si su profesión implica trato directo con el público, y puede acabar desencadenando falta de autoestima e incluso depresiones en los casos más graves.

Tratamiento para la psoriasis

El tratamiento de la psoriasis se debe de llevar a cabo desde varios puntos diferentes. Por un lado, se tienen que tratar los síntomas que se pueden ver y por otro, aquellas causas que no se ven.
Para tratar los síntomas visibles de la psoriasis se recomienda usar cremas humectantes que mantengan la piel muy hidratada. Existen también pomadas con principios activos como el ácido salicílico o incluso con corticoides, la cuales deben de ser recomendadas por dermatólogos.

En el terreno de la medicina estética se están llevado a cabo tratamientos de fototerapia, los cuales están dando muy buenos resultados sobre todo combinados con el uso de cremas o incluso con tratamientos de tipo sistémico que actúan desde el interior del cuerpo.

Incluso cuando la piel está sana es necesario seguir unos buenos hábitos de higiene e hidratación similares a los que se recomiendan para complementar el tratamiento para la psoriasis.
Cuidar la alimentación es también básico ya que la obesidad favorece la aparición de brotes cada vez más intensos y se debe de tener la precaución de evitar el sol directo, usando siempre protectores de pantalla total. Los baños en agua de mar son muy recomendables.

Pero además de tratar aquello que se ve se debe actuar sobre lo que no se ve. Para empezar, hay que tratar de reducir los niveles de estrés cuando radica aquí la causa del problema. Aprender a evitar la presión es básico para cualquier persona y hay muchas maneras de poder buscar ayuda.

Para algunos será suficiente con acudir a clases de relajación o de yoga combinadas con infusiones pero otros quizás necesiten de la ayuda de un psicólogo que les ofrezca las herramientas necesarias para aprender a gestionar la presión a la que se ven sometidos en ocasiones.

Por supuesto, es fundamental reforzar el sistema inmunológico y para eso hay que actuar sobre la flora intestinal. FLORA PIEL está especialmente diseñado para contribuir en el tratamiento de la psoriasis de leve a moderada, favoreciendo la prevención de la aparición de nuevos brotes. Es totalmente compatible con cualquier tratamiento que haya podido recomendar el dermatólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.