ES
Bacteriurinaria
¿Que és la bacteriuria?
junio 21, 2016
Anticonceptivos orales
¿Cómo prevenir la cistitis?
junio 28, 2016
Consejos Cistitis

La cistitis es una infección urinaria provocada por bacterias que acceden a la vejiga y se adhieren a las paredes de la parte inferior del tracto urinario. En el término médico se refiere a la inflamación de la vejiga.

En la mayoría de ocasiones, la inflamación está originada por una infección bacteriana, y se denomina infección del tracto urinario (ITU). Una infección de la vejiga puede ser dolorosa e incómoda, y puede convertirse en un problema de salud importante si se propaga a los riñones.

El 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis en su vida

El 37% de las mujeres sufre al menos un episodio de cistitis en su vida

La cistitis afecta sobre todo a mujeres entre los 20 y 60 años. Esto es debido a que la uretra es más corta que en los hombres, por lo que también las bacterias deben de recorrer un camino más corto hasta la vejiga. Además, la apertura de la uretra se encuentra más cerca del ano que en el hombre.

Son muchos los factores que influyen en el riesgo de padecer cistitis, entre los más comunes podemos encontrar:

  • Frio y humedad
  • Carencia de higiene
  • Déficit de hidratación
  • Uso de tampones
  • Estreñimiento crónico
  • Retención urinaria
  • Mal uso de antibióticos
  • Carencia de lubricación
  • Baja inserción del meato uretral
  • Sistema inmunitario debilitado (Por ejemplo, tras quimioterapia)
  • Alteración de la flora vaginal o uretral por uso de anticonceptivos
  • Frecuencia de las relaciones sexuales. Durante el acto sexual es más fácil el paso de las bacterias a través de la vagina, se recomienda orinar después del coito.

De todas estas causas, las relaciones sexuales son la que los expertos señalan como la principal responsable de la mayoría de los casos de cistitis, concretamente del 80%. El intercambio de fluidos, que tiene lugar durante el coito, conlleva también una entrada de bacterias, responsables de las infecciones del tracto urinario.

Cabe destacar que el embarazo también se encuentra entre los factores de riesgo de sufrir una cistitis, esto es debido a que en la fase avanzada del embarazo la orina fluye a una velocidad relativamente lenta por las vías urinarias. La consecuencia: la orina se acumula, los gérmenes permanecen durante más tiempo en la vejiga y pueden provocar más fácilmente una cistitis.

Los síntomas más frecuentes de padecer una cistitis incluyen:

  • Necesidad fuerte y permanente de orinar.
  • Presión en la parte inferior de la pelvis
  • Sensación de ardor o escozor al orinar.
  • Sangre en la orina.
  • Orina turbia o con olor fuerte.
  • Malestar en el área pélvica.
  • Fiebre baja.

En los niños pequeños, los nuevos episodios de enuresis diurna accidental también pueden ser un signo de una infección del tracto urinario (ITU). Mojar la cama por la noche no tiene porqué estar asociado con una infección urinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.