ES
¡¡Que nada rompa tu ritmo… Circadiano!! 😴
septiembre 7, 2018
CÚRCUMA, la especia de la vida
octubre 2, 2018

Recupera tu piel y cabello tras el efecto del sol

El sol aporta vitamina D, esencial para la piel. Pero durante el verano lo normal es que el exceso de sol pueda hacer que muchas dolencias de la piel empeoren. Las dermatitis son un buen ejemplo de esto, ya que la piel sufre muchas irritaciones por el agua del mar, el cloro de la piscina, las cremas protectoras y un largo etcétera.

Durante el verano es normal ducharse más, lo cual hace que junto con el sudor y el polvo que pueda haber en la piel también se arrastren las defensas de la misma y la grasilla protectora que está naturalmente presente. Por eso, las personas con dermatitis suelen tener más brotes en verano, lo que hace que lleguen al otoño con la piel muy delicada.

Los que sufren de rosácea saben que tanto el calor como el frío son muy perjudiciales para ellos. El calor y el sudor pueden hacer que la rosácea se haga mucho más evidente y que la piel se irrite bastante. Y lo mismo pasa con otros muchos problemas de la piel.

Por eso, al llegar el otoño es frecuente que las personas con problemas de piel se encuentren con que no están en su mejor momento. Lo ideal es tomar ya en primavera un complemento alimenticio específico para el cuidado de la piel, como FLORA PIEL, así los daños serán menores. Pero si no se ha hecho puede comenzar a tomarse en otoño para que la recuperación sea mucho más rápida y efectiva.

 

 

Es importante tener en cuenta que los complementos alimenticios aportan al cuerpo aquellas sustancias, tales como vitaminas, probióticos o minerales, que necesitamos para mejorar nuestro bienestar general o poder afrontar ciertos problemas de salud. En el caso de FLORA PIEL se aportan probióticos, vitaminas y otros nutrientes. Todo esto es fundamental para estar bien, pero su efecto no es el de un medicamento que pueda sentirse desde la primera toma. Normalmente, es necesario tomarlo durante varias semanas para que los efectos sean visibles y se recomienda que el tratamiento nunca sea inferior a los tres meses.

 

Para quienes padecen enfermedades crónicas de la piel, este complemento puede ser una gran ayuda durante todo el año, no solo para recuperarse de los daños del verano. Por eso, una vez que se comienza a tomar y se aprecian sus efectos positivos, muchas personas optan por consumirlo regularmente durante todo el año.

 

 

 

  • La sequedad de la piel

Nos encanta ponernos morenos, pero el bronceado tiene un coste para la piel incluso cuando se hace correctamente. El sol hace que se pierda mucha agua que debemos de recuperar bebiendo abundantemente. Pero de poco vale beber si nuestro organismo no funciona correctamente y elimina el agua sin retener la que le hace falta para hidratar la piel.

Los dos factores más importantes para que la piel esté hidratada y elástica son el ácido hialurónico y el colágeno, naturalmente presentes en el organismo pero que, con el paso de los años, son cada vez más escasos. Por eso es importante aportarlos mediante cremas nutritivas que los contengan, pero también mediante complementos alimenticios que pueden llegar a las capas de la piel sobre las cuales no actúan los cosméticos.

Cuando la piel está seca y dañada es muy importante la regeneración de la misma. Mediante este proceso se eliminan las capas más externas de la epidermis, que son las más deterioradas y se potencia que nuevas células ocupen ese lugar. Puede ayudarse a la piel en este proceso mediante la realización de algún peeling corporal en un centro de estética, que contribuirá a eliminar las células muertas, además de que ayudará a que el moreno se mantenga durante más tiempo.

 

  • ¿Por qué hay que cuidar el cabello desde dentro?

 

Tras el verano aumenta la venta de productos cosméticos para el cabello, pero estos no son la solución para los problemas reales del mismo. Cuando usamos una crema suavizante o una mascarilla para el pelo muchas veces solo conseguimos un falso efecto de recuperación. Esto se debe a que estos productos contienen siliconas que se adhieren al cabello recubriéndolo con una capa que le proporciona brillo y sedosidad, pero que no está ayudando a sanear el pelo ni a darle fuerza.

Bajo el brillo y la suavidad del pelo se esconden cabellos quebradizos, con carencias vitamínicas y que han sido dañados por los efectos del sol, el cloro o el salitre. Por eso, si de verdad se quiere cuidar la melena lo mejor que se puede hacer tras el verano es cortar las puntas más dañadas y tomar un complemento alimenticio específico para los problemas del pelo, como FLORA PIEL, que además de cuidar la piel también proporciona el cuidado necesario para el pelo ya que contiene biotina, una vitamina esencial para el cabello sano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.