ES

La chía es una palabra de origen maya, perteneciente a la familia de la menta, que significa fuerza. Durante miles de años la chía ha sido un alimento primordial en las civilizaciones maya y azteca, ya que las semillas de chía están repletas de vitaminas, minerales, fibra, proteínas, aminoácidos, aceites naturales y ácidos grasos que ayudan a nuestro cuerpo a combatir las grasas proporcionándonos muchos beneficios.

Además, las semillas de chía son libres de gluten, lo que las convierte en unas semillas de consumo aptas para personas con este tipo de intolerancia, celíacos o personas que hayan decidió excluir el gluten de su dieta diaria.

Se puede decir que las semillas de esta planta son un súperalimento, es decir, un alimento muy completo. Por eso, hoy en día, estas semillas, con un sabor ligeramente suave parecido al de la nuez, son consumidas como complemento alimenticio en todo el mundo.

Las semillas de chía contienen proteínas de buen valor biológico y son libres de gluten.

Su composición nutricional es de gran interés para todos los que queremos cuidar nuestra salud y alimentación ya que aporta un 20% de proteína de origen vegetal, 25% de fibra soluble y 40% de aceite, entre otros nutrientes.

En el caso específico del aceite, el 64% del mismo está formado por ácidos grasos esenciales omega 3 y omega 6, ambos encargados de ayudar a mejorar nuestro metabolismo y mantener a raya nuestro colesterol y triglicéridos en sangre, además otorgan un efecto cardioprotector.

La semilla de chía es abundante en vitaminas del grupo B, fósforo, calcio, potasio, cobre, manganeso y zinc, y contiene muy poco sodio. Además:

  • Controlan la ansiedad con la comida y ayudan a bajar de peso: las semillas de chía están repletas de fibra por lo que son una buena opción para poner freno a nuestros caprichos en la comida. Además, gracias a la fibra, ayudan en el proceso digestivo y aportan una sensación de saciedad que nos ayudará a no picar entre horas. Igualmente, gracias a su alto contenido en fibra soluble, favorece el tránsito intestinal actuando como laxante natural, lo que le otorga ciertas características como protector de enfermedades como la diverticulosis, el estreñimiento y  el cáncer de colon.
  • Ayudan a mantener una buena hidratación en nuestro organismo: su contenido en agua y metanol le otorgan propiedades antioxidantes, de gran utilidad para evitar la oxidación celular y prevenir diversas enfermedades gracias a su efecto antinflamatorio. Son capaces de absorber entre 10-12 veces su peso en agua lo que ayudará a mantenernos en un nivel óptimo de hidratación. Las semillas de chía son magnificas para deportistas y personas que están normalmente muy activas.
  • Aporte extra de energía: lograrán mantenerte activo desde primera hora de la mañana o durante tu entrenamiento, gracias a que contienen el doble de potasio que el plátano y dos veces más la cantidad de proteínas que cualquier verdura.
  • Fuente saludable de Omega 3: tal como comentábamos anteriormente, son una fuente saludable de Omega 3, muy beneficioso para el sistema nervioso central, para las células y para muchos de nuestros órganos vitales. Además, conserva brillante nuestra piel y nuestro cabelloAsimismo proporcionan propiedades antinflamatorias, por lo que si incluyes chía en tu dieta comprobarás que se reduce notablemente el dolor de tus articulaciones. Debes saber que las semillas de chía contienen más de este ácido graso que algunos pescados como por ejemplo el salmón, por lo que las convierten en una buena opción para poder incluirlas en vuestra dieta.
  • Aumento de la masa muscular: gracias a su alto contenido en fibra y proteínas, aumenta la masa muscular y regenera los tejidos. Si entrenas en el gimnasio, se convierten en una muy buena opción para cambiar los batidos de proteínas por estas semillas.
  • Depurativa y antioxidante: las semillas de chía ayudan a eliminar líquidos y toxinas, regulan la flora intestinal, previenen la oxidación celular y benefician a otras tantas funciones que nos mantienen bien por dentro y hacen que se note por fuera. Cabe destacar que, la chía, tras ser consumida, es de fácil digestión y asimilación, lo que asegura su fácil absorción por el organismo, aprovechando sus proteínas y demás nutrientes en los diferentes tejidos y células de nuestro cuerpo.

¿Incluyes en tu dieta diaria las semillas de chía? Cuéntanos cómo la preparas, ¡estaremos encantados de recibir tus propuestas en nuestras redes sociales!

Recuerda que FLORA DIEZ es el aliado perfecto cuando vas a viajar, en personas intolerantes al gluten y/o lactosa y siempre que tengas molestias intestinales o dificultad en las digestiones, gases, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.