ES
5 desayunos saludables para empezar con la operación bikini
febrero 22, 2018
5 Consejos para cuidar el sistema inmunitario
marzo 8, 2018
probioticos

La piel es el órgano más grande del cuerpo humano y en la encargada de mantener la temperatura y la humedad y de proteger a nuestro organismo de infecciones y lesiones. Dependiendo de la persona, puede llegar a alcanzar los 2 metros cuadrados de extensión y llegar a pesar hasta 5 kg de peso. Según en qué parte del cuerpo nos fijemos, la piel tiene un grosor diferente, teniendo en cuenta las necesidades de la zona. Por ejemplo, la piel de los talones de los pies es mucho más gruesa que la piel de los párpados de los ojos.

Además de ser el órgano más grande, en ocasiones también es un excelente indicador de otras afecciones del organismo como alergias, estrés, deshidratación… por lo que cualquier cambio en su aspecto, color, textura o aparición de manchas o lesiones, debe ser tenida en cuenta y detectar cuanto antes su causa para evitar males mayores.

La piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo.

La piel está compuesta por varias capas:

  • Epidermis: parte más exterior. Formada por una capa de células muertas que está en continua regeneración, siendo sustituidas por células “nuevas”. En esta capa además se encuentran los melanocitos, o células que contienen melanina, que aportan la coloración a la piel.
  • Dermis: la dermis es la capa intermedia de la piel. Está constituida por una red de colágeno y de fibras elásticas, capilares sanguíneos, nervios, lóbulos grasos y la base de los folículos pilosos y de las glándulas sudoríparas.
  • Hipodermis: es la capa adiposa del organismo, y la que determina la forma que tendrá nuestra silueta.

En ocasiones pueden aparecer ciertas lesiones en la piel que dependiendo de su sintomatología, pueden causarnos picor, escozor, ardor, endurecimiento o sequedad y descamación. Las afecciones más comunes que se pueden presentar en la piel son:

Acné

Típico en la adolescencia. Se trata de una enfermedad eruptiva de la piel causada por la producción excesiva de sebo, estimulada por las hormonas, que favorece el taponamiento de los poros por obstrucción de grasa. Aunque es más frecuente en adolescentes, también puede aparecer en adultos. Aunque no sólo puede aparecer por mediación de las hormonas, sino que también puede estar causado por estrés, mala alimentación o el consumo de ciertos fármacos. En este caso, la higiene es fundamental, para evitar que la infección se extienda y agrave el estado de la piel.

Dermatitis o eczema

Se trata de una inflamación de la piel que provoca inflamación, rojez en la zona, quemazón, picor y comezón. La mayoría de ocasiones suele ir acompañada de asma y su típica manifestación es a través de eczema tópico. Las zonas más típicas en las que suele aparecer son la cara interna de los brazos o la parte posterior de las rodillas. Se trata de una enfermedad de la que se desconocen las causas, aunque suele estar relacionada con el estrés, mala circulación…

Psoriasis

Esta enfermedad de la piel se caracteriza por la formación de parches en la piel causados por un proceso excesivo y acelerado de renovación celular, lo que provoque que las nuevas células se acumulen en la superficie cutánea. Este suceso provoca picazón, sequedad y endurecimiento de la superficie cutánea. En ocasiones pueden aparecer cuadros de dolor, aunque no siempre. Las zonas más frecuentes de aparición de estas placas son el cuero cabelludo, los codos y las rodillas.

Rosácea

Afección cutánea que causa enrojecimiento e hinchazón, causada por la expansión de los vasos sanguíneos, especialmente en el rostro, que conlleva a un efecto de sonrosamiento natural. Este enrojecimiento suele acentuarse durante el ejercicio físico intenso, el aumento de la temperatura del ambiente o temperaturas muy frías, durante la menopausia, entre otros.

Verrugas

Las verrugas son causadas por el virus del papiloma humano, y se presentan como una zona de piel en relieve, con forma globular y dura al tacto, incluso con una coloración más oscura. El desarrollo de las verrugas suele venir causado por un debilitamiento del sistema inmunitario, o por contagio por contacto con otra persona que también las padezca. Su extirpación es sencilla, por lo que si se observa la aparición de alguna verruga, conviene visitar a un dermatólogo para poner fin al problema y evitar que siga su expansión.

Pie de atleta

En una de las infecciones por hongos más frecuente. Se da cuando aparece la presencia de hongos en la piel de los pies y se desencadena un crecimiento del mismo. Pueden propiciar este crecimiento los zapatos cerrados y la presencia de humedad en la zona por sudor. Sus síntomas se identifican como ardor, ampollas, mal olor y enrojecimiento en la zona plantar de pie.

Para ayudar a tratar estas afecciones y paliar sus síntomas, el complemento alimenticio FLORA PIEL es el aliado perfecto. Su combinación específica de probióticos ayuda a mejorar los síntomas de la piel dañada por rosácea, acné, dermatitis o psoriasis, entre otras. Tras su consumo continuado, se consiguen grandes mejorías y un mayor confort en la piel. FLORA PIEL es libre de gluten y lactosa y además, es apto para vegetarianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.