ES
viajar-equilibrio-flora
Cuando viajes, no pierdas el equilibrio de tu flora intestinal
agosto 20, 2019
La vuelta al deporte nunca había sido tan fácil
septiembre 19, 2019

Tips para cuidar y regular tu colesterol tras el verano

Durante el verano, lo más habitual es descuidar nuestra dieta, y es que, se quiera o no, se come mucho fuera de casa, tanto en bares como en casas de amigos y se consumen alimentos que el resto del año no se suelen consumir, como, por ejemplo, helados. Esto no solo provoca posibles aumentos de peso, también puede tener consecuencias en la salud, si se abusa en exceso.

Entre estas consecuencias, se encuentran los daños en la flora intestinal que hacen que el sistema digestivo se resienta y no sea tan eficiente como debería, por otro lado, está el aumento del colesterol debido al abuso de grasas. Por eso, te proponemos varios trucos para cuidar y regular el colesterol de forma efectiva. Además, te mostraremos cómo ayudar al sistema digestivo para procesar los alimentos correctamente, y de este modo, aprovechar todas sus ventajas.

No a las grasas saturadas, sí a las grasas beneficiosas

Antes de empezar, debes saber que no todas las grasas son perjudiciales.

Las peores son las que vas a encontrar en los alimentos precocinados. Éstas son las llamadas grasas trans que causan colesterol y que pueden llegar a colapsar las arterias, si se consumen en gran cantidad. Las personas que abusan de la llamada comida basura toman grandes cantidades de estas grasas, por eso, su salud se resiente.

En segundo lugar, están las determinadas grasas saturadas, como la mantequilla, que si bien no son buenas en exceso sí pueden ser beneficiosas al consumirse moderadamente. Otro ejemplo, se encuentra en el aceite de oliva, que consumido en pequeñas cantidades es muy bueno para el organismo.

Por último, están las llamadas grasas beneficiosas entre las que destaca el Omega 3 presente en el pescado. Este tipo de grasas no solo no suponen un peligro para la salud, sino que ayudan a regular, como popularmente se conoce, el “colesterol malo” aumentando el “colesterol bueno”.

Por tanto, no se trata de eliminar las grasas de manera tajante, sino de aprender cuáles puedes consumir tranquilamente y cuáles no, además de conocer las cantidades perfectas para tomar cada una de ellas en una dieta equilibrada y saludable.

Aumenta el consumo de fibra

La fibra es muy importante para el sistema digestivo y para el colesterol, ya que tiene una doble función: por un lado, determinadas fibras ayudan a que la flora intestinal se refuerce, como son las fibras prebióticas que encontramos en frutas, hortalizas y en cereales como la avena.

Por otro lado, la fibra realiza una tarea fundamental en la limpieza del intestino, ya que, arrastra todo lo que pueda quedar adherido en las paredes intestinales, como las bacterias no beneficiosas y las grasas acumuladas que provocan el colesterol.

La avena, la cebada, o las legumbres, son cuentan con alto contenido en fibra, cumplen estas funciones y por eso, es importante que formen parte de la dieta habitual de cualquier persona, con o sin colesterol. Es imprescindible cocinar este tipo de alimentos de forma saludable, no provocan el mismo efecto unas lentejas con verduras que unas lentejas con chorizo y tocino. Si te gustan los cereales, te aconsejamos que los consumas en su versión integral, que es más rica en fibra y contribuye a que se desarrollen mejor las funciones indicadas.

Haz ejercicio regularmente

El ejercicio es una parte muy importante en la lucha contra el colesterol, sobre todo, si va asociado al sobrepeso.

Caminar todos los días durante al menos una hora, ya sea en una sesión única o en dos de media hora, es un ejercicio suficiente para aquellos que no tienen experiencia en la práctica de deporte. Descubrirás que una vez has adquirido fondo, serás capaz de aumentar la distancia y el tiempo de los paseos.

Cualquier ejercicio que estimule la circulación y ayude a perder grasa será un gran aliado, ya que, además de ayudarte a cuidar el colesterol, fomenta la mejora de la salud en general.

Ayúdate con los probióticos

Los probióticos juegan un papel fundamental en la formación de la flora intestinal. Son esas bacterias vivas que se desarrollan en el intestino y se encargan, entre otras cosas, de la asimilación de los nutrientes, vitaminas y minerales de los alimentos. Existen muchísimas bacterias diferentes que forman la flora intestinal y no todas desarrollan las mismas funciones, por eso, cuando se quiere combatir un problema concreto, es fundamental utilizar los probióticos adecuados.

Flora Colesterol, es un complemento alimenticio que contiene probióticos y monacolina K del arroz de levadura roja, que ayuda a mantener el colesterol a raya, siendo de gran ayuda para reducir los niveles o evitar que suba más.

Si al complemento, le sumas una dieta adecuada y equilibrada, te asegurarás que tu organismo contará con todas las armas que necesita para luchar contra el exceso de grasa en arterias, de este modo conseguirás contribuir a evitar su acumulación e incluso algunos problemas cardiovasculares adyacentes. Con los packs especiales de Flora Colesterol podrás manter tu colesterol durante más tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.