ES

El alforfón, también conocido como trigo sarraceno destaca principalmente por no contener gluten, por lo que lo hace perfecto para personas celíacas que deben consumir alimentos sin gluten (proteína presente en la mayoría de cereales).

Además, al no ser un cereal, el alforfón contiene los aminoácidos de los que carecen los cereales y  las legumbres. Es por esta razón que el trigo sarraceno encaja perfectamente con cereales y legumbres porque incrementa  el valor biológico de sus proteínas. Este trigo es originario de Asia central.

El trigo sarraceno es una buena alternativa al trigo, sobre todo para los celíacos y las dietas exentas de gluten.

Debido a sus componentes, el trigo sarraceno, puede aportarnos grandes beneficios para nuestro organismo, entre ellos:

  • Es una fuente de proteínas de elevado valor biológico ya que contiene todos los aminoácidos esenciales en buenas cantidades (12,62  gramos de proteínas por cada 100 gramos de trigo sarraceno).
  • Su contenido en almidones lo convierte en un alimento magnifico para personas que necesiten prestar especial atención  a sus niveles de azúcar, ya que colabora en la disminución de los niveles de azúcar en sangre
  • Posee Vitamina B3: esta vitamina permite combatir la anemia, participa en el metabolismo de los nutrientes, ayuda a mantener en buen estado la piel y contribuye a regular los niveles de glucosa en sangre.
  • También contiene Vitamina B2, la cual aporta una acción oxigenante, especialmente en mucosas y córnea.
  • Aporta un gran poder de saciedad, gracias a su alto contenido en fibra y nos ayuda a regular el apetito (debido a la fagomina, sustancia presente en la semilla del trigo sarraceno) por lo que es perfecto para la prevención y tratamiento de la obesidad.  Además, favorece el correcto funcionamiento intestinal.
  • Contiene colina, la cual ayuda a la regeneración de las membranas celulares, además de ser fundamental para el mantenimiento de estructuras neuronales y cardiovasculares.
  • Es una gran fuente de Omega-3 y de Omega-6.
  • Aporta  efectos relajantes a nivel neuronal,  gracias a su contenido en magnesio,  por lo que su consumo favorece la relajación y el sueño.
  • Contiene Rutina, un flavonoide con efecto antiinflamatorio y antiplaquetario, que puede contribuir al normal funcionamiento de la circulación sanguínea.
  • Ayuda a reducir el colesterol LDL (colesterol malo) al eliminar los lípidos, reduciendo los triglicéridos, por lo que es un aliado en la prevención de arterioesclerosis.

 

Consejo: añadir harina de trigo sarraceno es una manera práctica de enriquecer con aminoácidos esenciales todas las dietas, en especial dietas celíacas o platos vegetarianos, aumentando la calidad nutricional de las recetas.

No olvides que FLORA DIEZ actúa beneficiosamente mejorando el equilibrio intestinal, convirtiéndose en un producto para el “confort digestivo” y siendo altamente efectivo en casos de inflamación intestinal. Es resistente a los antibióticos y sobrevive al paso por el tracto digestivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.